Final inédita en la Copa Sudamericana

Final inédita en la Copa Sudamericana
Santiago Martín Silva (c) es el principal referente ofensivo de Lanús.
Foto: efe

Sao Paulo/EFE — El Ponte Preta brasileño buscará a partir de hoy ante el argentino Lanús el inédito título de la Copa Sudamericana de fútbol, con el que intentará redimir su descenso a la segunda división en la liga local.

El equipo de Campinas, ciudad a 62 millas de Sao Paulo, tendrá que jugar fuera de casa nuevamente, pues la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) vetó el estadio Moisés Lucarelli, por tener una capacidad inferior a la mínima exigida por el organismo.

El estadio Pacamebú de Sao Paulo, casa habitual del Corinthians y en el que el Santos se consagró también como Campeón de la Copa Libertadores en 2011, fue el escenario escogido por el Ponte Preta para oficiar como local en el partido de ida de la final.

Los paulistas, que en su siglo de historia disputaron con la Copa sudamericana 2013 por primera vez un torneo oficial internacional, ocupan la penúltima posición de la Serie A del Campeonato Brasileño, conquistado por el Cruzeiro, y sentenciaron desde hace varias fechas su descenso a la segunda división.

Ponte Preta, conocido como “La Macaca” (la mona), tendrá disponibles a todos los jugadores que derrotaron en la semifinal al encopetado Sao Paulo.

El técnico Jorginho dispondrá también del portero Roberto, quien fue sustituido por Edson Bastos en el partido disputado en Mogi Mirim, en el que Ponte Preta igualó 1-1 y con un global de 4-2 aseguró su paso a la histórica final.

Por su parte, el Lanús, segundo en el Torneo Inicial de la liga argentina, con treinta puntos, a dos del líder San Lorenzo de Almagro, empató en el último partido 2-2 frente al Boca Juniors.

El resultado en casa, conseguido con mayoría de suplentes debido a que los principales titulares fueron reservados para la final de la Copa Sudamericana, dejó a su rival sin posibilidades matemáticas de pelear por el título local.

La única baja del Lanús para enfrentar a los brasileños será la del atacante Lautaro Acosta, quien se lesionó en la semifinal ante el Libertad, de Paraguay, al que el equipo argentino derrotó por 2-1 (4-2 en el global).

En el lugar de Acosta, el técnico Guillermo Barros Schelotto pretende adelantar a Lucas Melano, para acompañar en el ataque al uruguayo Santiago Silva y ubicar en la línea de centrocampistas a Ayala o Pereyra Díaz.

El partido de vuelta se disputará la próxima semana en suelo argentino.