Militares custodian centros de votación

Militares custodian centros de votación
Un soldado se toma un descanso durante la distribución de las máquinas a los centros de votación en una escuela pública.
Foto: ap

Caracas/EFE — Más de 13,600 centros de votación distribuidos en toda Venezuela serán custodiados por 80,000 militares que recibirán además el apoyo de otro grupo de funcionarios, incluyendo 43,000 milicianos, para dar seguridad a los comicios municipales del próximo domingo.

“Hoy masivamente desplegamos 80,000 hombres a nivel nacional en este despliegue radial que consiste en la ocupación de todos los centros electorales y con ello la custodia, el resguardo de todo el material electoral”, dijo en un acto en Caracas el jefe del Comando Estratégico Operacional (Ceofanb), Vladimir Padrino.

Señaló que a los militares de la Fuerza Armada Nacional Bolivarina (FANB) que estarán en los centros de votación para dar seguridad al proceso electoral se agregan otros que estarán en las calles y de los que no ofreció más detalles.

“En total estamos desplegando a partir hoy (ayer) en todo el territorio nacional 156,000 efectivos y vamos a estar actuando coordinadamente con todos los cuerpos de seguridad en estrecha combinación con el Ministerio del Interior y Justicia”, indicó.

Padrino aseguró además que los militares que hasta el próximo lunes estarán apostados en los centros de votación están preparados en materia de derechos humanos y han recibido la instrucción para asistir y abordar lo referente a los delitos e ilícitos contemplados en la Ley Orgánica de Procesos Electorales.

“Le pedimos al pueblo de Venezuela que salga confiado a las calles, a ejercer el sufragio, su derecho al voto que no es otra cosa sino la construcción y la consolidación de nuestra democracia”, dijo.

En el mismo acto, el ministro venezolano de Interior y Justicia, Miguel Rodríguez Torres, dijo a los militares que participan en el operativo electoral que deben actuar siempre en el marco de la Constitución pero “con la firmeza que garantiza que cualquier persona que pretenda perturbar el proceso electoral sepa que va a ser objeto de la aplicación firme de la ley”.