Ordenan pago por siete desaparecidos

BOGOTA/AP — El Consejo de Estado condenó a la Nación colombiana al pago de más de un millón de dólares a parientes de siete hombres dados por desaparecidos luego de ser interceptados por paramilitares en una zona del noroeste del país en 1996, informó ayer el tribunal.

El informe del Consejo indica que “condenan a la Nación a pagar más de dos mil millones de pesos por la desaparición de siete personas en Antioquia”, según la resolución del organismo, una de las cuatro altas cortes de la justicia colombiana.

El Consejo de Estado dispuso que el pago de 2,000 millones de pesos (unos $1,05 millón) lo haga el Ministerio de la Defensa y el Ejército y porque consideró que “hubo una omisión por parte del Ejército al no evitar la desaparición de los siete hombres, teniendo en cuenta que la situación que se vivía en la zona obligaba a las autoridades a adoptar medidas para proteger a la población del accionar de grupos ilegales”.

El fallo le ordena también a la Nación investigar los hechos que “generaron las violaciones, e identificar y sancionar a los responsables.

La condena se refiere al caso de siete hombres que el 14 de agosto de 1996 iban en carro entre los municipios de Puerto Berrío y San Roque, en el departamento de Antioquia, al noroeste del país, cuando fueron interceptados por hombres armados del “grupo de vigilancia privada denominado Convivir Guacamayas, que también actuaba como grupo paramilitar y de limpieza en el departamento de Antioquia.