Robinson Canó a un pie de Seattle

El acuerdo, de 10 años y $240 millones entre el dominicano y los Marineros, incluiría una cláusula de "no traspaso”
Robinson Canó a un pie de Seattle
Canó y los Marineros no cerrarán el acuerdo hasta la próxima semana cuando el deportista haya completado el correspondiente examen médico.
Foto: Archivo / AP

Redacción Deportes – El segunda base dominicano Robinson Canó y los Marineros de Seattle llegaron a un acuerdo para la firma de un contrato por 10 años y $240 millones, que de cerrarse lo convertiría en el agente libre mejor pagado del descanso invernal.

Los términos del acuerdo todavía no han sido dados a conocer de manera oficial, pero se habla que en el mismo se incluirá una cláusula de “no traspaso”.

Canó y sus agentes se reunieron anoche en Seattle con los directivos del equipo que fueron los que le hicieron la atractiva propuesta económica, que hasta ahora ningún otro equipo le había ofrecido, incluidos los Yankees de Nueva York.

El pelotero y los Marineros no cerrarán el acuerdo hasta la próxima semana cuando se hayan completado todos los detalles del convenio y Canó haya superado el correspondiente examen médico, previsto para el próximo lunes.

Si el contrato queda cerrado será el tercero mayor en la historia de las Grandes Ligas, sólo superado por los dos que firmó su compañero de equipo con los Yankees, el tercera base Alex Rodríguez, que consiguió uno de $252 millones por 10 años con los Vigilantes de Texas, en el 2000, y luego una extensión de 10 años y $175 millones con los “Bombarderos”, en el 2007.

>Su compatriota, el primera base Albert Pujols, también logró $240 millones y 10 años con los Angelinos de Los Ángeles hace tres temporadas después de dejar a los Cardenales de San Luis.

Canó deseaba continuar con los Yankees, pero el equipo neoyorquino de la Liga Americana lo máximo que le ofrecía eran $175 millones.

El toletero dominicano había manifestado que buscaba un contrato de $300 millones y 10 temporadas, pero luego comenzó a rebajar sus exigencias económicas ante la falta de equipo que estuviese dispuesto a satisfacerlas.

La llegada de Canó a los Marineros tendrá como objetivo que el equipo pueda volver a la fase final, algo que no consiguen desde la temporada del 2001 e intentarán estar en una Serie Mundial por primera vez en los 37 años de su historia.

Canó, de 31 años, la pasada temporada consiguió .307 de promedio de bateo con 27 cuadrangulares y 107 carreras impulsadas, que le hicieron merecedor a quedar en el quinto puesto de la votación para el premio de Jugador Más Valioso (MVP) de la Liga Americana.

Desde que llegó a las Grandes Ligas hace nueve temporadas, Canó tiene .309 de promedio de bateo con 204 jonrones y 822 carreras producidas, además de conseguir ser elegido cinco veces al Partido de las Estrellas, ganar cinco Bates de Plata y dos Guantes de Oro como profesional.