Baja en el precio del oro frena las ventas de joyas en NYC

Pese a la necesidad, por el momento muchos prefieren guardarse sus prendas

Baja en el precio del oro frena las ventas de joyas en NYC
Asegúrese que el establecimiento tenga una balanza con el sello del Departamento de Asuntos del Consumidor que las inspecciona dos veces al mes.
Foto: EDLP / MARIELA LOMBARD

NUEVA YORK – Ni la época navideña ha conseguido hacer despegar el negocio de venta de oro, que durante los últimos años registró un furor entre la gente que vendía sus prendas como una manera de conseguir dinero de forma rápida.

Anselmo Bonilla, un ecuatoriano de 39 años, no tenía como pagar la renta —hace dos años— por lo que decidió vender una de sus dos más preciadas cadenas de oro de 18 quilates, por la que le dieron $5,500. Sin embargo ahora, que enfrenta una necesidad similar, aseguró que prefiere esperar para vender la otra, porque el precio del oro ha bajado considerablemente.

“En esta ocasión sólo me darían $3,000 y aunque me hace falta el dinero para los regalos de Navidad, prefiero guardar la esperanza que el oro vuelva a subir”, acotó.

No todos se pueden dar el lujo de esperar a que el precio del oro suba, como el caso del cubano Hernando Andrade, de 54 años, que tuvo que vender —a comienzos de este mes— una sortija para poder enviarle dinero a su hermano para que éste, a su vez, pague una promesa que había ofrecido a un santo.

“Sé que no era el mejor momento de vender oro, pero le prometí a Ochun —un santo de la religión Yoruba— que si se me cumplía un milagro le pagaría una promesa, y me lo cumplió”, asintió Andrade, sin especificar el tipo de pedido.

En un recorrido por varios locales donde se compra oro —en Manhattan y Queens— sus propietarios indicaron que el negocio ha disminuido notoriamente, comparado con años anteriores.

“No hemos tenido el mismo volumen de ventas que el año pasado”, indicó Hilda Hurtado, empleada de la joyería Número Uno, de la calle 116, en el Este de Harlem, que atribuyó la disminución en el negocio, al descenso del precio del oro que actualmente tiene un valor aproximado de $1,250 por onza.

La onza de oro, llegó a cotizarse a $1,900, —el precio más alto— a finales de 2011, para luego descender a $1,700, precio que se mantuvo hasta finales del año pasado.

La propietaria de una tienda en la avenida Rooselvelt y la calle 81, de Jackson Heights en Queens —que prefirió no identificarse— dijo que la gente sale muy desilusionada al tratar de vender una joya.

“Cuando una persona compra una joya, en parte está pagando por el diseño, pero cuando la vende, sólo se le está valorando por el peso de la prenda y eso hace la diferencia”, explicó.