Detective de Arizona renuncia por ser indocumentada

Alegadamente, la madre de Carmen Figueroa le hizo creer que había nacido en Estados Unidos, pero no era así

Detective de Arizona renuncia por ser indocumentada
Carmen Figueroa renunció a su trabajo antes de que la despidieran.
Foto: AP

PHOENIX, Arizona, EE.UU. — Carmen Figueroa, detective de la policía estatal de Arizona, renunció a su cargo después que se descubrió que estaba viviendo en el país de manera ilegal porque fue traída a Estados Unidos desde México a una edad temprana, se informó hoy.

Al parecer, la familia de la ahora exdetective Carmen Figueroa le dijo que nació en Estados Unidos, aunque de hecho lo hizo en Sinaloa, México, señaló Bart Graves, vocero del Departamento de Seguridad Pública de Arizona.

La situación de Figueroa fue descubierta cuando el Departamento de Estado procesó una solicitud de pasaporte presentada por su hermano, quien está prestando servicio en las fuerzas armadas de Estados Unidos, apuntó Graves.

Figueroa, de 42 años, renunció a su cargo el lunes, pero hubiera sido despedida si no lo hubiera hecho, dijo Graves, agregando que está en curso una investigación jurídica.

La ley de Arizona estipula que los agentes de policía que presten juramento al cargo sean ciudadanos estadounidenses, y Graves dijo que la agencia estatal de policía la hubiera despedido por fraude e impostura “por no cumplir los requisitos”.

Su status fue reportado primero por la estación de televisión de Tucson KVOA (Observa el video aquí).

Figueroa trabajaba en el sur de Arizona y estuvo en el departamento durante 10 años, la mayor parte del tiempo como agente de la Patrulla de Caminos asentada en Tucson. Se convirtió en detective de investigación criminal en 2010.

“Ella nos dijo que su madre le hizo pensar siempre que había nacido en este país, y ella se enteró realmente hasta este verano que era una extranjera ilegal; creo que debido a una confrontación con su madre”, dijo Graves a The Associated Press.

Figueroa “tiene un historial ejemplar” y las circunstancias de su salida no ponen en riesgo investigaciones o procesos, añadió el portavoz. Esfuerzos de la AP para ponerse en contacto con Figueroa no tuvieron éxito de inmediato.

Graves indicó que el Departamento de Seguridad Pública fue informado el 22 de agosto sobre la situación de Figueroa, y la detective fue suspendida con goce de sueldo el 4 de septiembre.

“Se fue haciendo claro conforme esto escaló la cadena (de mando) que ella sería despedida“, comentó el vocero.

Según Graves, Figueroa trabajó previamente como secretaria para la Oficina de Prisiones —dependencia federal— y como secretaria y agente para el sistema judicial del Condado de Pima. Cuando Figueroa fue contratada para la policía estatal, ella presentó un certificado de nacimiento de Texas, así como una licencia de manejo y diploma de secundaria de California, dijo Graves.

No hubo nada sospechoso en su momento respecto a los documentos, pero Graves se negó a hablar sobre si ahora las autoridades están poniendo en duda la autenticidad de cualquiera de éstos.

No obstante, indicó, “estamos teniendo una discusión profunda en este momento para evitar que ocurra esto nuevamente”.