Piden leyes más estrictas sobre armas

NUEVA YORK — Más de una docena de funcionarios electos y activistas que luchan en contra de la violencia por las armas se unieron ayer para rendir tributo a las víctimas en el primer aniversario del tiroteo en la escuela de Newtown, al tiempo que hicieron un llamado al Congreso para promulgar leyes más estrictas para el control de armas de fuego.

Leah Gunn Barrett, directora ejecutiva de Neoyorquinos en Contra de la Violencia con Armas de Fuego, indicó que “no sólo recordamos a las 26 víctimas inocentes de Newtown, sino a las 31,000 personas que mueren anualmente en todo el país a causa de las armas”.

En la convocatoria, celebrada ayer frente a las escalinatas de la alcaldía municipal, el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, recordó que gracias a la firma —a comienzos de este año— de la ley de aplicación de aseguramiento de munición y armas de fuego, los vecindarios en el estado están más seguros, por lo que instó al gobierno federal a aprobar medidas similares.

“La mejor manera de honrar la memoria de las víctimas es tomar acción para prevenir futuros actos de violencia sin sentido”, enfatizó el gobernador.