Difícil que Cuomo indulte a hispanos acusados de asesinato

El abogado de uno de los condenados por la muerte de Brian Watkins dijo que es más fácil que el gobernador de NY perdone un pavo en "Thanksgiving" que a un latino o afroamericano

Guía de Regalos

Difícil que Cuomo indulte a hispanos acusados de asesinato
Un vocero de la oficina de Cuomo dijo que continuaban revisando las peticiones de indulto.
Foto: Archivo

NUEVA YORK — “Tienes más posibilidades de que el gobernador de Nueva York Andrew Cuomo te indulte si eres un pavo en el Día de Acción de Gracias que si eres un latino o afroamericano condenado injustamente”, dijo ayer el abogado Ron Kuby.

Kuby está a cargo de la defensa de Johnny Hincapie, uno de los condenados por el asesinato, en 1990, de Brian Watkins (22 años), un turista que murió en el “subway”. Hincapie, al igual que Emiliano Fernández, Ricardo Nova y Pascual Carpenter, todos con 19 años actualmente, fueron condenados a un mínimo de 25 años de cárcel, aunque quien cometió el asesinato fue Yull Gary Morales.

Carpenter, Fernández, Hincapie y Nova fueron sentenciados por “culpabilidad por asociación”, concepto jurídico que significa que cualquier persona relacionada con un delito en el transcurso del cual se produce un asesinato es culpable de éste, sin importar que haya participado directamente o no en la comisión del homicidio. “Estamos siguiendo procedimientos legales para que se retiren los cargos contra el señor Hincapie, pero el gobernador ni siquiera parece dispuesto a considerarlo”, declaró el abogado.

Kuby no es el único ejerciendo presión al funcionario. Ayer, un grupo de manifestantes entregó un petitorio con 1,000 firmas solicitando clemencia para Carpenter, como han venido haciendo desde hace años.

Por su parte, el comediante Randy Credico se ha manifestado en Albany ante el Capitolio estatal vistiendo el uniforme carcelario. “El gobernador tiene tanto corazón como el demonio”, manifestó Credico, que considera hay muchos presos que ameritan clemencia.

“Estoy aquí porque estoy cabreado y quiero cabrear al gobernador”, expresó. No obstante, un vocero de la oficina de Cuomo dijo ayer que continuaban revisando las peticiones de perdón.