La difícil jubilación de los latinos

El tipo de empleos y el estatus migratorio afecta negativamente a sus pensiones
Sigue a El Diario NY en Facebook
La  difícil jubilación de los latinos
Photo by Jose Emilio Flores/La Opinión -- - LOS ANGELES,CA- Senior Citizens listen to Congresswoman Hilda Solis speak about Medicare. Photo by J. Emilio Flores/La Opinion ph011291
Foto: la opinionJ. Emilio flores

Nueva York— Los planes de jubilación, son un dolor de cabeza para buena parte de los trabajadores. En todos los grupos étnicos la mayor parte de la población trabajadora está lejos de una situación ideal pero quien más difícil lo tiene es la comunidad latina. Y con diferencia.

Para empezar, solo el 38% de los latinos trabajan para empresas que ofrecen planes de pensiones. Es un porcentaje que complica mucho la futura seguridad financiera de la mayor minoría del país.

Al 54% de los afroamericanos y los asiáticos y al 62% de los blancos sus empresas les patrocina el plan de pensiones, según un estudio del Instituto Nacional para la Seguridad del Retiro (National Institute on Retirement Security) publicado ayer.

Más aún, este estudio revela que el porcentaje entre los latinos sería aún más bajo de no ser porque una pequeña parte de ellos trabajan en el sector público, donde hay más beneficios sociales que en las empresas privadas. Si los afro americanos tienen una estadística más favorable en este sentido es porque muchos trabajan en el sector público.

El problema afecta a jóvenes y mayores por igual. De hecho, solo el 32% de los empleados latinos de 25 a 34 años de edad tienen un plan de pensiones a través de su trabajo ya sea a través de cuentas de ahorro e inversión conocidas como 401K o los llamados planes de “Beneficios Definidos”. Estos últimos ofrecen una seguridad mayor en la jubilación porque su cuantía no depende de los vaivenes de los mercados sino que es fija.

Apenas el 12% de los trabajadores latinos está cubierto por una pensión de este tipo.

El tipo de puestos de trabajo, con bajos salarios, además de la infraparticipación en el sector público y el estatus migratorio son algunos de los motivos por los que los latinos son el segmento de población peor preparada para jubilarse en EE.UU.

Por lo que se refiere a las cuentas de ahorro para la jubilación tipo IRA, el 69% de los hogares latinos carece de esta inversión, y cuatro de cada cinco tiene menos de $10,000 ahorrados para este propósito.

Joseph Leitmann-Santa Cruz, ejecutivo en CAAB, una organización sin ánimo de lucro que ayuda a personas de bajos y moderados ingresos a gestionar sus recursos, explica que desafortunadamente “la comunidad latina en EE.UU. hace frente a muchas barreras para participar en este tipo de planificación”. Una de ellas es el acceso limitado a información y los problemas que hay con el idioma ya que los contratos de planes de pensiones han de ser formalizados en inglés.

“Además, y en general, la comunidad latina trabaja en industrias que pagan menos por lo que los ingresos se gastan en necesidades básicas”. Los latinos mandan dinero a sus países de origen y a veces ahorran allí pero Leitmann-Santa Cruz dice que, normalmente “las remesas se utilizan para cubrir gastos básicos y no necesariamente para inversiones a largo plazo”.

Para Nari Rhee, autora de este informe, la severidad de las desigualdades desde el punto de vista racial es “alarmante”. Leitmann-Santa Cruz coincide. “Es un gran problema no solo para la comunidad latina sino para todo el país. La solución requiere que se involucren múltiples sectores de la sociedad”.