Buscan segunda opinión sobre menor con muerte cerebral

Familiares de Jahi McMath no quieren retirarla del ventilador al que esta conectada en un hospital en California hasta que un especialista independiente la examine
Buscan segunda opinión sobre menor con muerte cerebral
La menor Jahi McMath sufrió un paro cardíaco tras someterse a una cirugía de amígdalas el pasado 9 de diciembre.
Foto: AP

California – Los familiares de Jahi McMath, la adolescente que está conectada a un respirador artificial en California luego de ser declarada con muerte cerebral, quieren obtener una segunda opinión médica sobre la condición de la menor de 13 años, y por ello acudirán este lunes a una corte junto a representantes del hospital donde está internada.

El pasado viernes los familiares de McMath lograron que el juez Evelio Grillo, de la Corte Superior del condado de Alameda, ordenara al Hospital de Niños de Oakland, en California, suspender la orden de desconectar a la paciente, hasta que un medico independiente la examine y determine si tiene alguna posibilidad, por mínima que sea, de recuperarse.

Las autoridades del hospital indicaron que están seguro que la condición de la menor es irreversible, por lo cual no tiene sentido mantenerla conectada al ventilador. La adolescente sufrió un paro cardíaco como parte de una serie de complicaciones postoperatorias, tras someterse a una cirugía de amígdalas el pasado 9 de diciembre.

Los familiares están culpando al hospital por la condición de la menor, al asegura que sofrío un profuso derramamiento de sangre luego de la cirugía que era un “procedimiento sencillo”. Tres días después de la intervención fue declarada con muerte cerebral. El hospital se ha defendido indicando que la operación fue complicada, y se ha comprometido a realizar una profunda investigación del caso.

Los abogados de Nailah Winkfield, la madre de la adolescente, indicaron que ella quiere la opinión de un especialista independiente, ya que no creen que los médicos del hospital encargados de determinar el estado de salud de su hija sean lo suficientemente autónomos.

El hospital indicó en documentos presentados en la corte el pasado viernes que varios exámenes realizados por dos médicos diferentes, incluyendo uno personal de la menor, determinaron que su cerebro había dejado de funcionar por completo.