Detroit a contrareloj para salvar su pinacoteca

Detroit a contrareloj para salvar su pinacoteca
Murales del pintor mexicano que forman parte del acervo cultural que se quiere subastar.
Foto: fotos ap
Guia de Regalos

Washington — Desde hace meses Detroit se pregunta si sus Van Gogh podrán salvar las pensiones, pero ahora, gracias a una campaña para preservar su museo de arte, la cuestión es si se recaudarán suficientes fondos para garantizar los subsidios sin tener que sacrificar la pinacoteca.

Detroit, que afronta la peor quiebra municipal de la historia de Estados Unidos, estudia la venta de las obras más valiosas de su Instituto de Arte para financiar la bancarrota y mantener los servicios públicos que dependen del Ayuntamiento.

Desde el verano, cuando se encargó a la casa de subastas Christie’s la tasación de los cuadros, no ha cesado la polémica entre quienes defienden esta medida para salvar partidas de primera necesidad como las pensiones y quienes consideran que renunciar a las piezas más prestigiosas del museo sería devastador para la moral de una ciudad que ya está en sus horas más bajas.

Los responsables del museo quieren evitar a toda costa la comercialización de su colección y ya han anunciado que desaprueban el cálculo que ha hecho Christie’s: las obras adquiridas con fondos de la ciudad, un total de 2,773 piezas que representan sólo el 5% del total, tendrían un valor de venta de entre $454 y $867 millones, según la casa de subastas.

El juez federal Gerald Rosen ha mediado en este conflicto lanzando una campaña dirigida a las fundaciones privadas más importantes para recaudar $500 millones, una cifra que según sus cálculos permitiría salvar las pensiones y otras prestaciones municipales en peligro y evitar así la venta de las obras de arte más célebres de la ciudad.