El Taller Latino Americano lucha por seguir abierto

Los administradores del espacio de promoción de la cultura hispana en NYC no pueden sufragar el incremento en alquiler
El Taller Latino Americano lucha por seguir abierto
Bernardo Palombo, fundador y director artístico de El Taller Latino Americano.
Foto: EDLP / José Acosta

NUEVA YORK — Con el posible cierre del Taller Latino Americano, la Ciudad de Nueva York perdería una de las instituciones fundamentales para la promoción de la cultura hispana.

A lo largo de sus 34 años de existencia, El Taller, como popularmente se le conoce, ha sido punto de referencia para artistas de todas las latitudes de las Américas y el Caribe y fuente inagotable de servicio cultural a la comunidad, a través de conciertos, exhibiciones de arte y cursos de español.

Recientemente, el alquiler de las instalaciones subió de $7,000 a $17,000. De no llegarse a un arreglo, la organización cerraría sus puertas en julio.

Fundado en 1979, por el músico y poeta argentino Bernardo Palombo, El Taller surgió como un espacio de encuentro y creatividad para los exiliados que en ese momento llegaban a la ciudad desde distintos países sudamericanos, escapando dictaduras militares. “Buscábamos que cada cultura pudiera celebrar la suya, y que todos pudieran aprender algo de la cultura de los demás”, señaló Palombo.

El primer inconveniente que tuvieron fue el de los fondos para costear los programas, problema que solucionaron con la enseñanza del español.

“Nosotros no enseñamos castellano, enseñamos el español de las Américas, que es el que se habla aquí”, destacó el fundador, y puso como ejemplo la palabra ‘aguacate’, que para un argentino sería ‘palta’”.

En su sede de Broadway y la calle 104, en Manhattan, en el lugar se imparten 20 clases semanales de español. Sus docentes han dado también lecciones del idioma a personal de los hospitales Montefiore, Columbia Presbyterian y New York Downtown, así como del Children’s Television Workshop y de la Biblioteca Pública de la Ciudad de Nueva York, entre otras instituciones.

Estas clases son también la primera oportunidad de trabajo para muchos inmigrantes.

Para evitar el cierre, Palombo ha reunido más de 2,500 firmas de apoyo, que planea entregar al alcalde electo Bill de Blasio. “Sería muy triste que éste fuera el último acto de El Taller”, concluyó el artista.