A todo ritmo

Fue el año de Jenni, el afianzamiento de Prince Royce, la estrella de Thalía y el adiós de Vicente Fernández

Guía de Regalos

A todo ritmo
Foto: fotos archivo

Los Ángeles — Como cada año, la industria musical tuvo grandes momentos.

Aún después de su muerte, Jenni Rivera fue la artista latina número uno del año, con los discos de mayor venta, de acuerdo con la revista Billboard. Le siguieron Prince Royce y Marc Anthony, (fotoizq.).

2013 tuvo grandes espectáculos musicales, con el regreso de algunos a los escenarios, la despedida de otros y grandes recuerdos memorables.

Aquí recordaremos algunos de ellos.

1. La misma gran señora, Joyas prestadas y 1969-Siempre: En vivo desde Monterrey: Parte 1, de Jenni Rivera.

2. #1s y Soy el mismo de Prince Royce (foto der.)

3. Vivir mi vida de Marc Anthony

4. Confidencias de Alejandro Fernández

5. Danza Kuduro de Don Omar

6. La música no se toca de Alejandro Sanz

Después de 10 años de ausencia de los escenarios, el colombiano Carlos Vives, regresó triunfal con su álbum “Volví a nacer”. Fue uno de los máximos ganadores del Latin Grammy (tres) y está nominado al Grammy, por mencionar algunos premios.

Ricardo Arjona realizó uno de los conciertos más vendidos en este país con su gira “Arjona en vivo U.S.A tour: Metamorfosis”. Al menos en Los Ángeles, registró sold out durante tres noches en el Teatro Nokia. Otra de las presentaciones más taquillera fue la despedida de Vicente Fernández en el Staples Center.

En 2013, Vicente Fernández (foto iaq.), dijo adiós a sus seguidores de Los Angeles, a los que deleitó por décadas con sus temas rancheros. Primero lo hizo en el Staples Center y meses después dijo adiós desde la que siempre fuera su casa de presentaciones, Anfiteatro Gibson. Un recinto al que también se le dijo adiós. En septiembre ese escenario emblemático, donde actuaron grandes figuras de la música mundial, fue demolido.

Algunos shows llegan a ser inolvidables por las emociones, que de manera general, logran arrancar de sus espectadores, y por su extraordinaria producción.

La presentación de Alejandro Sanz logró ambas fórmulas, junto con la de Alejandro Fernández y Ricardo Arjona. La escenografía, iluminación, sonido y calidad musical, los llevó a ofrecer un musical extraordinario.

El homenaje de Lupillo Rivera a su hermana Jenni, fue memorable. Fue conmovedor y el público pudo desahogarse llorándole a la Diva de la Banda, (foto izq).

A pesar de haber sido uno de los discos más vendidos y de colocar varios sencillos número uno en la radio, “Habítame siempre”, de Thalía (fotp izq.) fue ignorado por completo de las nominaciones al Latin Grammy en su XIV edición.

Aunque en la mayoría de los medios celebraron que Thalía develara su estrella en el paseo de la fama de Hollywood, por ser la primera cantante mexicana en obtenerla, fue una de las acciones más criticadas por el público en todas las redes social.

La mayoría argumentó que no era merecedora de esa distinción y que su esposo Tommy Motola, presuntamente había pagado por ese premio (cuando todo el mundo paga por una estrella en el paseo de la Fama.).

Alejandro Sanz tuvo mucho que celebrar en 2013. Fue nombrado Doctor Honoris Causa por la Universidad de Berklee, además de recibir diversos galardones, entre los que destacan Premio Oye, Latin Grammy y Premio 40 Principales.

Bruno Mars fue considerado el artista del año por Billboard. Mars es de raíces boricuas. Su padre es de Puerto Rico y su madre de Filipinas. El cantautor y productor musical logró colocar diez sencillos en los primeros lugares de Top 100 de Billboard.