Estados pierden $400 millones sin beneficios de desempleo

Según un informe demócrata, el no extender los beneficios de desempleo para más de un millón de personas alrededor del país que no han logrado encontrar trabajo impacta no solo a las personas, sino a las economías de los estados
Estados pierden $400 millones sin beneficios de desempleo
Cientos de personas buscando trabajo forman una fila afuera del Centro Comunitario Ferguson en Cordova, Tennessee en noviembre.
Foto: AP / Archivo

Washington.- Las economías estatales han perdido más de $400 millones durante la primera semana que el Congreso no extendió los beneficios de desempleo para los 1.3 millones de personas que llevan largo tiempo sin trabajo, según un informe divulgado este viernes por líderes demócratas de la Cámara de Representantes.

Los beneficios de desempleo caducaron el pasado 28 de diciembre, lo que suscitó críticas de líderes demócratas y grupos que abogan por la clase trabajadora.

Se prevé que el Senado, bajo control demócrata, someterá a un voto clave el próximo lunes de una medida bipartidista para extender los beneficios por tres meses, que determinará su votación definitiva esa misma semana.

Según el análisis de la minoría demócrata del Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara Baja, la no extensión de los subsidios de desempleo federales ha causado una pérdida de poco más de $408.2 millones tan solo en la primera semana.

El daño a las economías estatales se debe a que los desempleados, en general, gastan de inmediato la ayuda federal para cubrir sus necesidades. Es decir, la asistencia federal sirve como un “estímulo” directo a las economías estatales.

Así, en la primera semana que los trabajadores perdieron esa ayuda el pasado 28 de diciembre, cerca de 82,000 personas en Illinois perdieron un promedio de $313 en beneficios semanales, lo que se tradujo a un impacto de $25 millones en todo el estado.

En California, donde la tasa de desempleo es del 8.9%, 213,793 desempleados se vieron afectados por la suspensión de la ayuda, que era de un promedio de $303.37.

La pérdida para el estado fue de $64.8 millones. En Nueva York, el total de afectados fue de 127,100, con un promedio semanal de $305.75 en beneficios, y una pérdida de $38.8 millones.

En Florida, 73,000 desempleados perdieron la ayuda, que tuvo un promedio de $231.20, y la pérdida totalizó $16.8 millones, indicó el informe.

Durante una conferencia telefónica con periodistas, el congresista demócrata por Michigan, Sandy Levin, el demócrata de mayor rango en el Comité dijo:

“Nosotros esperamos que el Senado apruebe la extension de tres meses, para que luego podamos dialogar sobre una medida a más largo plazo. No queremos humillar a los republicanos, lo que queremos es poder ver a los ojos a los desempleados y decirles que les estamos escuchando”.

Según la Oficina de Presupuesto del Congreso, la no extension de los beneficios de desempleo ocasionará la pérdida de 200,000 empleos este año, por concepto de la baja en el consumo, entre otros factores.

En general, los republicanos consideran que la prioridad del gobierno debe ser en la creación de empleos y no en fomentar la dependencia en los programas de asistencia pública. Los republicanos se quejan de que una extensión de un año en los subsidios costará $25,200 millones, y piden buscar formas de financiarlos mediante recortes en otras áreas del gasto público.