La vacuna de la controversia

Críticas a la medida de exalcalde Bloomberg contra la influenza
La vacuna de la controversia
La medida afecta a miles de pequeños que acuden a centros de cuidado diario en Nueva York.
Foto: ap

Nueva York – Una de las últimas leyes de la saliente administración Bloomberg, que obliga a vacunar anualmente contra la influenza a todos los bebés de entre seis meses y cinco años de edad, está enfrentando fuertes críticas.

La medida afecta a unos 150,000 pequeños que acuden a centros de cuidado diario (daycare) y programas escolares. Por el primer año, las autoridades de salud solo recomendarán esta vacunación a los centros, pero a partir del 31 de diciembre de 2014 los mismos deberán pagar multas si no cumplen con la norma.

“Nos oponemos por una variedad de razones”, dijo John Gilomord, director ejecutivo de la Red Nacional de Acción contra el Autismo, principal opositor de la medida. “No hay certeza de que le va a hacer bien a los bebés, no hay documentación ni evidencia que compruebe que esta vacuna tiene efectos positivos en menores de dos años”.

Según Gilomord, una decisión este tipo se toma en caso de una epidemia, pero este año es una temporada de influenza leve.

Los que se oponen estudian una posible demanda civil en contra del Departamento de Salud (DOH, por sus siglas en inglés). “Porque no tienen la autoridad legal para hacerlo. También nos estamos comunicando con el alcalde electo Bill de Blasio, miembros del Concejo y los legisladores estatales para que esa medida no se ponga en efecto”, añadió Gilomord.

El DOH de la ciudad indicó que los más afectados durante la temporada de influenza son los menores de cinco años y las mujeres embarazadas, por lo que se recomienda la vacuna ya que la gripe puede provocar otros problemas de salud más severos.

Según documentos del DOH, el Comité Asesor Federal que establece el estándar de cuidado para los estados recomendó la vacuna trivalente (TIV) para los bebés, y el spray (LAIV) para niños mayores de dos años.

Los más afectados son menores de cinco años: por cada 100 niños de esa edad, entre 10 y 40 sufrirán de influenza, indica la página del DOH. En 2012, cuatro niños murieron en la ciudad de Nueva York por el flu. Además, los niños son una fuente de infección para toda la comunidad porque pasan la influenza a otros niños y miembros de la familia.

El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) recomienda la vacuna contra la gripe a todos los niños mayores de seis meses de edad.

Los neoyorquinos pueden encontrar un lugar cercano de vacunación llamando al 311 o visitando la página de Internet http://www.nyc.gov/flu.