Renueva tu voto de amor

Si la llama del amor sigue encendida entre ustedes, es buen momento para considerar la renovación de sus votos.

Renovar tu voto de amor no es algo loco, sino romántico. Cuando uno se casa lo hace creyendo que encontró a la pareja ideal, aquella persona con quien queremos compartir el camino, así sea un sendero lleno de rosas o empedrado.

Feliz día de San Valentín

El problema es que mucha gente olvida esa promesa de amor que incluye la frase “en la adversidad” y cuando empiezan a presentarse los problemas, huyen sin mirar atrás. En un matrimonio , el gran dilema es ser valiente y afrontar el temporal con amor, comprensión y fe o alejarse despavorido hacia nuevos rumbos.

Por eso, que aún existan parejas que decidan renovar sus votos matrimoniales es un acto hermoso que conlleva esperanza para aquellos que aún creen en el matrimonio. Una pareja que se ama y se respeta decide mostrar al mundo que están dispuestos a seguir juntos en la dicha o en los obstáculos que se presenten.

Si te gusta la idea de la renovación de votos matrimoniales, pues hazlo. No necesitas gastar mucho dinero, puedes elegir por una celebración sencilla en la que invites solo a los familiares y amigos más allegados. Sin embargo, si tienes los medios y deseas hacer una súper celebración, también eres libre. La idea es que disfrutes de este día como ambos quieran.

Según Listín, muchas personas eligen renovar sus votos en aniversarios especiales como los 10, 15 o 20 años de casados. Para planear una renovación de votos debemos considerar lo siguiente:

Ambos deben estar de acuerdo en celebrarlo.

Deben elegir el tipo de ceremonia (si será en una iglesia, en una casa, en el campo, en la playa o donde deseen)

El presupuesto para gastar porque dependiendo de la cantidad sabrán de cuanto disponen para hacer una ceremonia sencilla o algo más elaborado, así como para saber la cantidad de personas a invitar, lo que se servirá tras la renovación de votos, entre otros detalles importantes.

Bienestar Salud 180 menciona además que deben preocuparse en la vestimenta (si lucirán sus trajes originales o nueva ropa, acorde a su vida actual), los votos (si dirán los mismos o escribirán nuevos según sus sentimientos de ahora), en elegir a los testigos (si la ceremonia amerita que tengan unos) y lo que harán tras la ceremonia de renovación, que puede ser desde una cena sencilla hasta una fiesta a todo dar.

Así que si estás animada a renovar tu voto de amor hacia tu pareja y a él le parece una magnífica idea, entonces que nada los detenga y festejen el amor que sienten el uno por el otro. Sin dudas, será una experiencia única y fantástica para ustedes y sus allegados.