Desempleo en EEUU: Lo que hay detrás de su caída

Si bien es cierto que el mercado laboral ha experimentado una mejora, la realidad es que va a un paso más lento del previsto
Desempleo en EEUU: Lo que hay detrás de su caída
Foto: Shutterstock

Nueva York – La tasa de desempleo en Estados Unidos cayó en diciembre al 6.7%. Entre los latinos, el desempleo es del 8.3% frente al 9.5% con el que se empezó el año. Son porcentajes que a primera vista parecen buenos; no obstante, están dejando un sabor agridulce que no permite celebrar la mejora.

Entonces, ¿estamos mejor o peor?

No hay una respuesta corta para esta pregunta. El mercado laboral se está recuperando pero más lentamente de lo que sugiere la caída de la tasa de desempleo en 2013. Se empezó el año con 7.9% y se cierra con 6.7%. Se han creado alrededor de 1.9 millones de empleos en todo el país que son casi los mismos que en 2012 y con ser una cifra positiva, no es suficiente. Peor aún, en diciembre solo se sumaron 74,000 nuevos puestos de trabajo, muy por debajo de lo que se preveía aunque puede deberse a un factor temporal, el frío congeló el mercado laboral, sobre todo en la construcción.

Antes de que empezara la Gran Recesión a finales de 2007 (¡hace seis años!) había 1.17 millones de personas más trabajando que ahora y para mantener saludable el mercado de trabajo no solo tendrían que crearse esos empleos sino muchos más para dar entrada a quienes en este periodo de tiempo han llegado a la edad en la que pueden (y deben) empezar a trabajar. Los economistas calculan que tendrían que haberse creado algo más de seis millones de puestos de trabajo para absorber el crecimiento natural de la población.

Si no se crea suficiente empleo ¿por qué cae la tasa?

Porque para elaborar la tasa de desempleo se toma como base la población activa. Es decir el número de trabajadores y los que buscan trabajo. Quienes no buscan una ocupación activamente no se contabilizan. La población activa ha ido cayendo desde los noventa pero la rebaja ha sido más llamativa desde la Gran Recesión de 2007. En diciembre quedó en 62.8% cuando en enero de 2012 el 63.6% de los americanos tenían un trabajo o lo buscaban. En otras palabras, menos personas se reparten las oportunidades del mercado de trabajo. Entre los latinos, 65.5% trabajaban o buscaban trabajo en diciembre cuando hace un año eran el 65.9%.

¿Por qué hay menos gente buscando trabajo?

Aquí los economistas manejan varias estadísticas que muestran los efectos de la retirada de los baby boomers del mercado de trabajo al llegar a la edad de jubilación y el hecho de que muchas personas en edad de trabajar han dejado de buscar por no encontrar empleo con su formación. Muchos de los jóvenes, en vez de buscar trabajo siguen formándose como alternativa a un largo periodo de búsqueda o un trabajo mal pagado.

¿Hay otros datos inquietantes?

En diciembre el mejor sector para el empleo fue el de ventas al por menor que añadió 55,000 personas a sus nóminas. Lamentablemente es uno de los sectores con peores salarios. En la industria, donde las compensaciones son mayores, solo se crearon 9,000 empleos. Pero para no ser del todo negativos también hay que decir que en la manufactura el empleo está siendo positivo en los últimos cinco meses.

¿Quién destruye más trabajo?

Dentro del sector privado, uno de los sectores más flojos es el de salud en los últimos meses, pero en general se crea empleo. Donde las cifras son tozudamente negativas es en el sector público. A nivel federal, estatal y local el adelgazamiento es notable. Si quieren indagar más ahí va un dato que duele: A nivel local, el empleo en educación ha caído 14%.

¿Son todo malas noticias?

No, el avance es lento pero hay. La cifra de desempleados de larga duración, más de 27 semanas, sigue siendo alta y son el 37.7% del total (casi cuatro millones de personas) pero en 2013 se ha reducido en casi 900,000 personas.

Por otro lado tampoco conviene dejarse llevar por el pesimismo tras ver la escasa creación de empleo de diciembre. El Departamento de Trabajo revisó fuertemente al alza las cifras de nuevos empleos de noviembre y hasta 273,000 personas no pudieron hacerlo en diciembre por las malas temperaturas (especialmente en construcción y transporte). Se espera que el bache sea temporal.

Pero estamos en el buen camino, ¿verdad?

En términos absolutos se está creando empleo. Ahora bien, en ese camino se avanza muy lentamente y hay una escasa presión al alza de los salarios.