Hacen audiencia pública sobre estadio de fútbol en El Bronx

Escucharán la opinión de la comunidad sobre el proyecto que se desarrollaría en la avenida River y la calle 157
Hacen audiencia pública sobre estadio de fútbol en El Bronx
El Bronx cuenta con muchos fanáticos del fútbol, que solamente pueden disfrutar de ese deporte cuando se programan encuentros internacionales en el Estadio de los Yankees.
Foto: AP

El Bronx – Una asamblea comunitaria se realizará esta noche, a partir de las 7:30 p.m., en el Sur de El Bronx, para escuchar las opiniones de la comunidad a favor y en contra del proyecto de construir un estadio de fútbol en este condado neoyorquino.

La propuesta es planteada por la Major League Soccer (MLS) y los organizadores locales desean medir el pulso y escuchar la voz de la comunidad sobre este asunto.

La reunión se llevará a cabo en el 900 de Grand Concourse, sede principal de la organización 161th Steet Business Improvement District (BID) y se espera la participación de políticos, funcionarios y líderes comunitarios que intervendrán en la decisión final del proyecto.

Aunque no hay un acuerdo aún con el New York Football Club sobre el estadio, algunas versiones han adelantado que se tomaría el área de la avenida River y la calle 157 para su ubicación.

Para algunos, el inconveniente que presentaría este proyecto es que tomaría el área ocupada por la empresa GAL Manufacturing, que fabrica repuestos para ascensores y que emplea a unas 350 personas. Las opiniones señalan la importancia de no perder esos puestos de trabajo y mantenerlos en El Bronx.

Fue el propio presidente del condado, Rubén Díaz Jr. quien en junio formuló el pedido a la MLS para la construcción del estadio en El Bronx, luego que fracasaran los intentos de hacerlo en Queens. Díaz ve el estadio como una oportunidad de crear más movimiento comercial al área que cuenta con un gran número de aficionados al fútbol. Estos acuden actualmente al Estadio de los Yankees cuando se programan encuentros internacionales de fútbol.

Las voces de oposición al proyecto indican que traer otro estadio a El Bronx, crearía mayor congestión a esta zona que cuenta ya con un crecido número de viviendas.

La reubicación del Estadio de los Yankees en el 2009 creó también controversias y protestas que indicaban que un estadio no mejora la calidad de vida de los residentes.

Asimismo, el nuevo alcalde Bill de Blasio ha expresado algunas preocupaciones sobre destinar recursos públicos al proyecto, aunque todavía no ha adoptado una posición oficial al respecto.

Otro aspecto es la financiación del plan, cuyos detalles -aún extraoficiales- exigirían subsidios utilizando fondos de los contribuyentes. Algunos preferirían que esos fondos fueran utilizados para desarrollar otros negocios en el área que dieran oportunidad a sus residentes de quedarse en El Bronx cuando tengan que salir a comer o hacer sus compras.