Barça clasifica y Neymar es baja

Barça clasifica y Neymar es baja
Los jugadores de la Real Sociedad celebran su clasificación para la siguiente fase de la Copa del Rey tras vencer al Villarreal.
Foto: efe

Getafe/Servicios Combinados — Leo Messi, con dos nuevos goles frente al Getafe, resolvió ayer cualquier duda sobre su recuperación física y frente al Getafe (0-2) lanzó al Barcelona a los cuartos de final de la Copa del Rey, en los que también estará la Real Sociedad, que sorprendió en El Madrigal (0-1) a un Villarreal que le había goleado en la Liga apenas tres días antes.

Durante el juego el Barça sufrió la baja de Neymar, que se tuvo que retirar en la primera parte del partido luego de sufrir “un esguince en los tendones peroneos del tobillo derecho”, de acuerdo a la primera exploración que le han hecho los servicios médicos del club catalán.

El delantero brasileño se lesionó en el minuto 22 del partido, cuando al tratar de centrar desde la línea de fondo perdió la estabilidad y se dobló el tobillo. Con el tobillo vendado, Neymar no pudo ni apoyar el pie de camino a los vestuarios y fue sustituido, tres minutos después, por el chileno Alexis Sánchez.

El internacional brasileño será sometido hoy a nuevas pruebas para determinar el alcance exacto de la lesión, informó el FC Barcelona.

Antes, aparte de lesionarse Neymar, el Getafe pudo adelantarse en el marcador con un trallazo a bocajarro de Juan Rodríguez que salvó Pinto como pudo. Fue el único instante de peligro para el Barcelona, que, con muchos jugadores que necesitan hacer méritos (Song, Bartra, Sergi Roberto o Tello), controló el partido sin problemas.

No se fió el “Tata” Martino, que esta vez sí envió al campo desde el inicio a Messi y Neymar y el Barça solventó sin muchos apuros el trámite, pese a que la primera ocasión la tuvo el Getafe, en el minuto 19, desbaratada por Pinto tras un disparo a bocajarro de Juan Rodríguez.

Messi, que hace una semana le había aclarado en media hora el panorama al Barça con dos goles, sació su sed de balón y de reconocimiento. Jugó su primer partido completo y, tres días después de regresar de Zúrich con el Balón de Plata, volvió a demostrar que es un jugador único.

Marcó en el 43, con un disparo cruzado y amplió la ventaja en el 63, con una jugada marca de la casa, en la que fue dejando rivales atrás para demostrar que la lesión que le apartó más de un mes de la competición es cosa del pasado.