‘Chiquidrácula’ al Mundial de Brasil

‘Chiquidrácula’ al Mundial de Brasil
El árbitro Marco Antonio Rodríguez, conocido en México como 'Chiquidrácula', estará presente en su tercera Copa del Mundo.
Foto: ap

México — Marco Antonio Rodríguez Moreno fue elegido por la Comisión de Árbitros de la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA) para dirigir partidos en la Copa del Mundo Brasil 2014, que será su tercera competencia del orbe.

El mexicano integrará la tripleta mundialista con los asistentes Marvin César Torrentera Rivera y Marcos Quintero Huitrón. Antes, Rodríguez fue elegido para la Copa Mundial de Sudáfrica 2010 junto con el asistente uno José Luis Camargo y el dos Alberto Morín Méndez.

Para esa justa también fue nominado Armando Archundia, quien tuvo de asistente uno al canadiense Héctor Vergara y dos a su compatriota Torrentera Rivera. Asimismo, Marco Antonio fue nominado por la FIFA en la lista de “apoyo” para la Copa Mundial Alemania 2006, donde el titular fue Armando Archundia. El árbitro Marco Antonio Rodríguez aseguró que “es un privilegio y un honor ser convocado por la FIFA para una nueva Copa del Mundo” y consideró que “es un reto personal el Mundial Brasil 2014”.

“Es un reto personal y sólo somos representantes del trabajo permanente que se hace tanto localmente como en nuestra confederación y también con la FIFA”, declaró Rodríguez. Después de esta que será su tercera Copa del Mundo, ya tiene tomada una decisión respecto de su futuro, pero no quiso adelantar nada en específico acerca de la posibilidad de colgar el silbato.

“El futuro lo tengo muy claro, ya lo platiqué con mi familia y todo será en su momento”, declaró. Se le preguntó de sus sueños de dirigir la final de esta justa mundialista y convertirse en el segundo silbante mexicano en hacerlo, pero él se contuvo en hablar claro de su sueño y sólo respondió que “voy a ir a sumar y lo demás no está en mis manos”.

Rodríguez Moreno se mostró ecuánime durante la conferencia, no exhibió demasiadas emociones, pero comentó que se fundió en un abrazo con Roberto García Orozco, el otro candidato, quien se quedó en la lista preliminar.

“Todos los árbitros mexicanos somos una familia”, aseguró para dar a entender la unión al interior del gremio. En este momento tanto él como los demás silbantes son duramente criticados por fallas que tienen en la conducción de los encuentros y rechazó que vaya a poner en alto el nombre de México en esta labor, con el argumento de que en una Copa del Mundo “los árbitros sólo somos un equipo”.

Declaró que “es un muy bonito reto para aportar al fútbol mundial” y aseguró que “la carrera arbitral es muy linda” pues así lo ha vivido desde que hizo su debut a los 22 años, y ahora tiene 40.

Con servicios de Sólo Fútbol