Cientos exigen al gobernador Cuomo salario mínimo de $10

Trabajadores protestan en el centro de Manhattan para pedir un sueldo que esté acorde al nivel de vida real en Nueva York
Cientos exigen al gobernador Cuomo salario mínimo de $10
Los trabajadores que dependen de las propinas consideran discriminatorio el nuevo salario mínimo que entró en vigencia el primero de enero.
Foto: AP

Nueva York – Más de un centenar de personas protestaron este jueves para exigir al gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, que aumente de forma inmediata a $10 la hora el salario mínimo en el estado.

La protesta tuvo lugar en el centro de Manhattan, frente al Harvard Club, lugar en el que el gobernador Cuomo se reunía con distintas corporaciones.

Aunque el pasado 31 de diciembre el estado subió a $8 el mínimo salarial, esa cantidad sigue siendo “insuficiente” si se tiene en cuenta el nivel de vida real en Nueva York, explicaron algunos trabajadores.

Además, el aumento salarial de $8, que está en vigor desde el uno de enero, no benefició a los trabajadores que dependen de propinas, que siguen teniendo un salario mínimo de $5 más lo que obtengan en propinas.

Durante la protesta Carlos Rodríguez, miembro de la asociación National Mobilization Against SweatShops (NMASS) y extrabajador de una cadena de pizzas, dijo que la nueva ley es “perjudicial” ya que “excluye a trabajadores que reciben propinas y establece un mínimo salarial muy bajo”.

Es “difícil” vivir con ocho dólares, ya que el nivel de vida de la ciudad cada día es más alto y todo es más caro, desde la vivienda, hasta el transporte o la comida, apuntó Rodríguez.

Además, es “injusto” que los trabajadores que reciben propinas sigan teniendo un salario de cinco dólares, porque “aunque a veces reciben propinas esto no es ninguna garantía y depende mucho del día”, continuó.

“No vale” con que, tal y como se acordó en marzo pasado, el mínimo salarial ascienda a finales de 2014 a $8,75 porque, apuntó Rodríguez, es “necesario que el salario mínimo sea de $10 para todos”.

“Hemos ido a Albany para que el gobernador del estado conociera nuestras reivindicaciones y nunca nos ha querido escuchar. Ahora venimos aquí para protestar y que el gobernador oiga lo que tenemos que decir”, añadió.

Según reivindicó Rodríguez, además del “insuficiente” salario mínimo, muchos empresarios “no respetan las leyes” que regulan el mínimo salarial.

Paul Ahn, otro miembro de NMASS, explicó que es injusto que se den subsidios a grandes corporaciones para la contratación de jóvenes.

“No se debe dar subsidios a grandes empresas por dos razones. La primera es porque ese dinero debería emplearse en ayudar a los trabajadores, no a las grandes corporaciones, que ya tienen muchos beneficios, y la segunda porque discrimina a la gente mayor frente a los jóvenes”, destacó Ahn.

Por su parte, fuentes de la administración de Cuomo explicaron que estas ayudas benefician a las empresas, pero “también a los trabajadores” ya que hacen que “crezca la economía, se cree empleo y mejore el nivel de vida”.

Además, la fuente de la administración subrayó que representantes del gobernador y sus agencias se han reunido con grupos locales para debatir sobre el salario mínimo y “ofrecer oportunidades económicas a todos los neoyorquinos”.