Proponen licencia laboral pagada en EE.UU.

La senadora por Nueva York, Kirsten Gillibrand, tiene un plan para que trabajadores cuiden de sus seres queridos.
Proponen licencia laboral pagada en EE.UU.
Miles de mujeres se ven en el dilema de cuidar a su bebé o renunciar a su trabajo.
Foto: Archivo

NUEVA YORK — Después de quedar embarazada, la limpiadora de oficinas Patricia González (41) se enfrentó al mismo dilema que atormenta a millones de trabajadoras cada año en este país: seguir recibiendo un salario para vivir o renunciar al mismo para cuidar de su bebé.

“Tuve que estar trabajando casi hasta el final aunque había días que me encontraba muy mal, para guardarme los días de enfermedad pagados para cuando diera a luz”, dijo González, una residente de El Bronx, ahora desempleada. “Era la única manera de costearme los gastos médicos y el tiempo que iba a pasar sin trabajar”.

Para evitar casos como éste, la senadora por Nueva York, Kirsten Gillibrand, presentó recientemente una propuesta de ley federal para acabar con esta carencia que, se espera, sea votada este año en el Congreso y el Senado.

“Elegir entre las personas que queremos, nuestra carrera y nuestro futuro es una decisión que nadie debería tomar”, dijo la senadora Gillibrand. “Cuando una madre joven necesita tiempo para cuidar a su recién nacido, no puede ser que una ley caduca permita a su jefe decidir el tiempo que se puede coger”.

La Family and Medical Insurance Leave Act (más conocida como Family Act) crearía, de ser aprobada, un programa nacional para garantizar que toda persona que necesite tomarse un tiempo para cuidar de sus seres queridos o de su propia salud, continúe recibiendo beneficios económicos.

Este programa se financiaría a través de los empleadores y de un porcentaje mínimo del sueldo de los empleados, por lo que no tendría incidencia en el déficit.

Según datos que maneja la oficina de Gillibrand, el 43% de los empleados del país no puede coger una baja no pagada porque su coste de vida no se lo permite. Además, sólo el 12% de los profesionales estadounidenses tiene la garantía de sus empleadores de que seguirán recibiendo un sueldo si necesitan tomarse un tiempo para atender necesidades familiares urgentes.

Actualmente, Estados Unidos es el único país industrializado del mundo que no obliga a las empresas a seguir pagando a una empleada cuando está de baja por maternidad, lo que llevó a la organización Human Rights Watch a emitir una condena por violación de derechos humanos en 2011.

La legislación actual, que fue aprobada en 1993, garantiza que los empleados de empresas privadas con más de 50 trabajadores puedan cogerse una baja temporal sin temor a perder su trabajo, pero sin recibir absolutamente ningún beneficio económico.

Organizaciones feministas defienden que la aprobación del proyecto de ley beneficiaría a las propias empresas.

“La Family Act ayudaría a las madres y padres trabajadores a ser los mejores progenitores posibles, pero las verdaderas ganadoras serían las compañías que tendrían a sus empleados más comprometidos y centrados”, señaló Carol Evans, presidenta de Working Mother Media. “Ya es hora de que Estados Unidos se ponga al nivel que el resto del mundo en este asunto crucial”.