Ejecutivos bancarios dimiten por filtración de datos en Surcorea

La fallas en seguridad tras la filtración de datos personales y financieros de millones de clientes de la banca, los cuales podrían estar en manos de estafadores

Ejecutivos bancarios dimiten por filtración de datos en Surcorea
Los directivos ofrecieron disculpas por las fallas en seguridad.
Foto: AP

Tokio.- Ejecutivos de un banco y de tres firmas de tarjetas de crédito de Corea del Sur renunciaron este lunes, ante la denuncia de que los datos personales y financieros de millones de ciudadanos fueron filtrados y pudieran estar en manos de estafadores.

El Servicio de Supervisión Financiera (FSS, según sus siglas en inglés) denunció que están en riesgo los datos personales, direcciones, números de cuentas bancarias y calificaciones crediticias de unos 20 millones de clientes bancarios.

“Se ha filtrado la información de casi todas las personas activas económicamente”, denunció en una declaración un funcionario del FSS, según un reporte de la agencia oficial de noticias de Corea del Sur, Yonhap.

Según las estimaciones del FSS, el hecho podría afectar a la mitad de los 50 millones de habitantes de Corea del Sur, que tienen tarjetas de crédito de KM Kookmin, Nonghyup y Lotte, que manejan los principales bancos surcoreanos, Kookmin o Shinhan.

Ante la denuncia, que ha desatado la angustia entre millones de usuarios de tarjetas, los ejecutivos de KB Financial Group y su unidad bancaria Kookmin Bank y de las tarjetas de crédito KM Kookmin, Nonghyup y Lotte, ofrecieron su dimisión.

En una declaración conjunta, los ejecutivos asumieron su responsabilidad por los fallos de seguridad de sus compañías que llevaron al robo masivo de información confidencial y ofrecieron disculpas a sus clientes por el incidente.

Las dimisiones se produjeron unas horas después de que el regulador financiero nacional advirtió de “severas medidas de castigo” contra las instituciones financieras y sus directivos, en caso de que se confirme que la fuga de datos fue causada por su negligencia.

La noticia de esta nueva filtración, luego de la denunciada en diciembre pasado, provocó que muchos clientes saturaran las páginas web de sus bancos para confirmar sus estados financieros y comprobar si sus datos habían sido robados.

En diciembre pasado, el FSS denunció el robo de datos de unos 130 mil clientes de los bancos Standard Chartered Bank Korea y Citibank Korea, en lo que fue calificada la mayor filtración en la historia del país.

Algunos clientes informaron a sus bancos de movimientos extraños en sus tarjetas como consecuencia de la filtración, y aunque esto aún no está comprobado, las firmas de tarjetas de crédito se han comprometidos a cubrir cualquier pérdida relacionada con la fuga.