Diógenes Abreu un ejemplo para la sociedad de Manhattan

Nacido en República Dominicada y con residencia en Washington Heights, Manhattan, Diógenes en un verdadero activista comunitario.
Diógenes Abreu un ejemplo para la sociedad de Manhattan
El trabajo artístico de Diógenes Abreu ha sido exhibido en galerías y museos nacionales e internaciones.
Foto: José Acosta / EDLP

Diógenes Abreu es una persona tan polifacética, que él mismo dice que el tiempo no le alcanza para cubrir todo lo que hace. Pintor, escritor, dramaturgo, líder comunitario y organizador de inquilinos para la Northern Manhattan Improvement Corporation.

Nació hace 54 años en Miches, República Dominicana, y reside en Washington Heights, Manhattan, desde 1983.

Estudió artes plásticas en la Escuela Nacional de Artes Plásticas de Santo Domingo y en la Universidad del Estado de Nueva York (SUNY). Hizo una maestría en artes plásticas en City College (CUNY).

Su trabajo artístico ha sido exhibido en galerías y museos nacionales e internaciones. Entre sus obras publicadas destacan: Perejil, el ocaso de la “hispanidad” dominicana (2004); y A pesar del naufragio, violencia doméstica y el ejercicio del poder (2005). En 2011 ganó el premio Letras de Ultramar, en el género de teatro, con la obra La Jom Atenda.

Eres una persona polifacética. ¿Cómo logras esta combinación?

Yo me concibo como un artista en sentido general, que se expresa a través de varios medios. Dependiendo de la necesidad de expresión que tenga en el momento, acudo a uno de esos medios para expresarme. Si es en teatro, pues escribo una obra; si en las artes visuales, pues agarro el pincel.

¿Cuándo te iniciaste como activista comunitario?

Desde los 13 años estoy ayudando a personas. Empecé en Santo Domingo, a través de clubes culturales y deportivos.

¿Cuál es tu función como organizador de inquilinos?

Ayudar a que los residentes de un edificio formen una Asociación de Inquilinos, para defender sus derechos y mejorar la calidad de vida en sus viviendas y sus vecindarios.

¿Cuál es el mayor problema que enfrentan los inquilinos en el Alto Manhattan?

El desplazamiento, agravado por el aumento excesivo del alquiler y el acoso y abuso de caseros negligentes.

¿Qué debe saber un inquilino en caso de desalojo o acoso?

Lo primero es buscar asistencia legal en una agencia como en la que trabajo, Northern Manhattan Improvement Corporation, que el servicio es gratis. Si un inquilino se siente acosado, puede llamar al 311 y pedir asistencia para denunciar el casero. No importa que un inquilino sea indocumentado, las leyes de vivienda lo protegen.

?>