“Manos Accelerator” la mejor opción para empresarios latinos

El programa financiero, diseñado por Edward Avila, tiene como objetivo capacitar a los emprendedores y desarrollar proyectos empresariales.
Sigue a El Diario NY en Facebook
“Manos Accelerator” la mejor opción para empresarios latinos
Edward Ávila cuenta su experiencia al frente de "Manos Accelerator".
Foto: Suministrada

“Los empresarios latinos no son distintos al resto pero la realidad es que la mayoría de ellos tienen la desventaja de tener menos mentores y menos acceso a la financiación”, ese es el diagnóstico del coach (guía) de ejecutivos y empresario Edward Ávila. ¿Su solución? Manos Accelerator.

Ávila, hijo de mexicano y costarricense, empezó en 2012 a dar forma a Manos Accelerator, un acelerador de empresas en Silicon Valley para latinos en colaboración con el programa Google for Enterpreneurs, que es también uno de los socios fundadores.

Un acelerador es un programa de apoyo a emprendedores con la ayuda de mentores, espacio para el desarrollo e impulso de ideas y proyectos empresariales que están en un estado inicial. “El objetivo es llevar a esos emprendedores a un punto en el que puedan asegurar financiación de inversores ángeles o de capital riesgo, ser adquiridos o crecer en rentabilidad”, explica Ávila.

El programa, de tres meses de formación, se inició el año pasado y cuando se se abrió el periodo de inscripción para la primera promoción, Ávila reconoce que estaba algo nervioso. “No sabía si íbamos a recibir solicitudes de uno o siete proyectos”. Finalmente fueron 75 los que quisieron tener un hueco en un programa que atrajo interés no solo de emprendedores latinos en EE.UU. sino también en México y España.

Siete de ellos, incluidos dos mexicanos, fueron aceptados en el curso de otoño de 2013 de este acelerador que Ávila puso en marcha con la empresaria latina Sylvia Flores y el experto en tecnología y gestión David López, padre de la artista Jennifer López. “Cuando le dije a David qué quería hacer, enseguida me dijo, ‘¿omo puedo ayudar?’. Está muy comprometido”.

Durante el programa, los mentores, muchos de ellos no latinos, tuvieron sesiones con los emprendedores tanto en seminarios como en conversaciones individuales. Mercadotecnia, finanzas y gestión, fueron los temas troncales de la formación que culminó con un día de presentaciones de las empresas (Demo day) ante 200 personas en la sede de Google. Entre ellos inversores.

“Los inversores no van a los demos day para firmar un cheque”, dice Ávila pero están haciendo seguimiento y esta es la labor en la que estamos ahora “porque es como se mide el éxito del acelerador“, explica.

Este es un capítulo crucial para Manos. Ávila explica que las cifras (compiladas por CB Insights) muestran que menos de 1% de las empresas nuevas apoyadas económicamente por el capital riesgo tienen un co-fundador latino. “Es una estadística que da que pensar en Silicon Valley donde según el censo un cuarto de la población es latina”, lamenta este empresario. “Veo a los latinos en los márgenes, quiero que haya una comunidad más unida, quiero que haya más mentores”.

Manos, que cuenta con el apoyo de empresas como Brightstar, Nissan, Kapor Center y Novak Druce, está preparando dos programas más para este año y Ávila cree que en otoño podría dedicar uno a proyectos de mujeres, “que están mostrando mucho interés”.

Francisco Nieto, de Sleek-Geek (en Oakland, California), es uno de los participantes de la primera promoción de Manos. Nieto es un maestro que se unió con otro mas y un programador para desarrollar aplicaciones de educación. Su experiencia es que Manos les puso “en el mapa”. “Ya tenemos relevancia y más apertura con inversores ángeles”. Según Nieto, Manos les ayuda a abrir puertas y han visto como han crecido sus usuarios.

“Ha sido una experiencia positiva y Manos ha hecho mucho. Ahora es nuestro turno”.