Entre tapas y flamenco

Guía de Regalos

Entre tapas y flamenco
El lugar es una mezcla de lo tradicional español y lo moderno.

Nueva York — Mezclar lo nuevo y lo viejo de la comida española es el propósito de la familia Castro y su recién abierto restaurante Tablao.

Una mezcla que se nota apenas al entrar. De su decoración destacan los elegantes arcos europeos, la pared de ladrillos y las mesas de madera, que se conjugan con pinturas modernas y una larga pared negra con iguanas plateadas.

Su oferta de comida incluye clásicos como la paella, el pulpo a la gallega y los boquerones, pero también ofrece montaditos de higo con queso y atún casi crudo, una especie de tuna tartare con alcaparras y cebollas caramelizadas.

“En el menú hay platos antiguos que se comían hace 30 años en los restaurantes españoles regionales, como la salsa verde y la salsa blanca. En un principio, cuando hubo la explosión de restaurantes españoles en Nueva York, todo el mundo hacía platos con estas salsa pero después todo el mundo se olvidó de ellas, por lo que quisimos resucitarlas”, cuenta Frank Castro, gerente general y socio del lugar, sobre otros de los platos que su padre, el chef Francisco Castro, prepara.

La sangría de Tablao se elabora de manera particular, directo en la mesa, donde el vino se junta en una jarra con las frutas y licores macerados con anticipación.

El lugar hace además honor a su nombre, con un pequeño escenario o tablao en el centro, donde dos veces por semana se presentan shows de canto y baile flamenco.

Tablao está localizado en el 361 de la calle Greenwich, entre Franklin y Harrison (www.tablaonyc.com).