Avanza medida para bajar hacinamiento en cárceles de EEUU

Un comité del Senado aprueba una reforma de las sentencias carcelarias
Avanza medida para bajar hacinamiento en cárceles de EEUU
EEUU tiene el 25% de la población carcelaria en todo el mundo.
Foto: Archivo

Washington – El Comité Judicial del Senado aprobó por mayoría una reforma que busca resolver el crecimiento “insostenible” de la población carcelaria en las prisiones federales, mediante cambios en las sentencias.

La medida sobre sentencias carcelarias “más inteligentes” en casos de delitos menores relacionados con las drogas, tiene que ser aprobada en el pleno del Senado.

El presidente del Comité Judicial, el demócrata Patrick Leahy elogió la aprobación de la medida al indicar en un comunicado que ya no se puede seguir ignorando el problema del hacinamiento en las cárceles federales.

“Más del 50% de los presos en cárceles federales están allí por delitos por drogas, y la sencilla verdad es que eso está desviando fondos de servicios para víctimas (de crímenes) y otras prioridades policiales”, dijo.

En la actualidad, el gobierno gasta $6,400 millones anuales en las prisiones federales, lo que representa una cuarta parte de todo el presupuesto del Departamento de Justicia.

Ese presupuesto ha tenido un crecimiento de casi $2,000 millones en los últimos cinco años, lo que afecta los recursos para otras áreas como la vigilancia policial en las comunidades, programas para la prevención del crimen, y para la rehabilitación de expresidiarios.

EEUU tiene apenas el 5% de la población mundial pero su población carcelaria conforma el 25% de la población carcelaria en todo el mundo, y ese crecimiento ha ocurrido a un ritmo sin precedente en los últimos 40 años, según la Unión de Libertades Civiles de EEUU (ACLU).

En la actualidad, la población carcelaria supera los 2.3 millones de presos, o uno de cada 100 adultos en EEUU. Muchos de los presos han sido condenados a largas sentencias por infracciones de drogas menores.

Según el grupo Sentencing Project, otro grupo que al igual que ACLU apoya una reforma, hay 283,000 hispanos en las cárceles locales, estatales y federales, lo que supone poco más del 15% de la población carcelaria en EEUU.

En las cárceles federales, los hispanos son el 32% y, como grupo, han registrado una de las tasas de mayor crecimiento desde 1985.

El Sentencing Project advierte de que, pese a que el uso de drogas entre los principales grupos étnicos es igual en proporción a sus poblaciones, los hispanos y los negros tienen el doble de posibilidades que los blancos de ser condenados a una prisión estatal por infracciones de drogas.

Eso apunta a una desigualdad en las sentencias ya que, por ejemplo, aunque en Nueva York, menos del 31,7% de la población carcelaria adulta es minoritaria, nueve de cada diez presos recién ingresados son minorías, según activistas.

El hacinamiento en las cárceles y el creciente costo de operaciones y mantenimiento de las prisiones también afecta a los gobiernos estatales.

Maria.pena@impremedia.com