Fidel tuvo protagonismo en cumbre

Fidel  tuvo protagonismo en cumbre
El presidente Mexicano Enrique Peña Nieto (i) saluda al expresidente cubano Fidel Castro (d) en la víspera de su regreso a México tras haber participado en la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).
Foto: efe

LA HABANA — Aunque estuvo lejos del recinto donde se desarrollaban los debates, el expresidente cubano Fidel Castro también tuvo protagonismo durante la Cumbre de la CELAC: entre el domingo y el miércoles se reunió con una decena de mandatarios asistentes al foro continental.

Según medios de prensa oficiales de la isla que publicaron fotos y comunicados, Castro, de 87 años, recibió en grupo o por separados a muchas personalidades que acudieron a la reunión de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, CELAC.

Una de las imágenes muestra el encuentro del exgobernante con los presidentes Rafael Correa, de Ecuador; Daniel Ortega, de Nicaragua, con su esposa Rosario Murillo, y Evo Morales, de Bolivia. Todos se ven en la sala de una vivienda de paredes blancas y sillones de mimbre.

“Ellos habían solicitado visitarlo juntos, dadas las relaciones tradicionales de amistad que existieron siempre entre nuestros pueblos y recordaron experiencias vividas en los años más duros”, expresó ayer el comunicado anexo a las fotos en el periódico Granma. Informó que la cita fue el miércoles por la tarde.

La CELAC agrupa a los 33 países latinoamericanos y caribeños, el continente y solo excluye a Estados Unidos y Canadá. Sus reuniones comenzaron a nivel de funcionarios el sábado, el lunes le tocó a los cancilleres y el martes y miércoles a los presidentes.

Castro también recibió el miércoles y por separado al mandatario uruguayo José Mujica y al presidente de México, Enrique Peña Nieto, quien poco antes de verlo tuvo un encuentro con la prensa y aseguró que se sentía emocionado de “saludar personalmente a quien sin lugar a duda es el líder político y moral de Cuba.”

Peña Nieto además de viajar a la CELAC hizo una visita oficial a la isla con el objetivo, comentó, de realizar “un relanzamiento” de la relación bilateral “que en un momento pareció pasar por un deterioro”.

México fue la única nación del continente que no rompió relaciones con Cuba durante los primeros 40 años de revolución, pero luego cambios políticos internos en el vecino país generaron fuertes fricciones.