ICE aplaza deportación de guatemalteco en Chicago

La deportación de Aníbal Fuentes Aguilar fue aplazada momentáneamene mientras Inmigración decide sobre su pedido para ser incluido en la discreción procesal
ICE aplaza deportación de guatemalteco en Chicago
Activisas pro-inmigrantes piden a las autoridades migratorias cancelar la deporación del guatemalteco.
Foto: EFE

Chicago.- La deportación del jornalero indocumentado guatemalteco Aníbal Fuentes Aguilar fue aplazada mientras Inmigración decide sobre su pedido para ser incluido en la discreción procesal, se informó este jueves.

Fuentes, de 27 años y padre de un niño de seis meses de edad que es ciudadano estadounidense, tenía programada la salida del país para el viernes, pero su abogado fue informado del aplazamiento mientras las autoridades estudian el caso, que podría ser resuelto en un plazo de hasta dos semanas.

“Es una pequeña victoria, pero vamos a seguir empujando para evitar la deportación“, declaró a Efe Marcella Hernández, una de las activistas proinmigrantes que apoyan al jornalero.

El pedido de discreción procesal fue presentado la semana pasada por Fuentes en las oficinas de Inmigración y Aduanas (ICE) de Chicago.

Aníbal Fuentes, que vive en Estados Unidos desde hace 10 años, alega que no tiene familiares en Guatemala y teme regresar al país, donde su padre fue secuestrado tres veces por desconocidos que pidieron rescate.

Fuentes fue detenido por agentes del ICE el 6 de diciembre de 2013 durante una redada en el edificio de apartamentos donde vivía en el barrio Albany Park, en el noroeste de Chicago.

Los agentes, que inicialmente buscaban a otra persona, lo detuvieron y, tras comprobar que había sido detenido por la Patrulla Fronteriza en 2009 y que regresó ilegalmente al país, lo recluyeron en una cárcel de Inmigración durante dos semanas.

Desde que quedó en libertad ha estado bajo supervisión continua de Inmigración con una tobillera de seguridad.

Hernández señaló que los activistas confían en que el resultado de la gestión sea positivo, pero reconocen que se trata de un caso difícil por la deportación anterior.

Aníbal permanece en un limbo legal, sin saber si lo van a dejar permanecer en el país que considera su hogar y donde ha vivido desde los 16 años de edad”, expresó.

Fuentes recibió este jueves el apoyo de líderes religiosos, estudiantes y de la Asociación de Guatemaltecos en el Exterior, quienes prometieron mantener su campaña de llamadas, cartas y peticiones para que Inmigración cancele la deportación.