Buscan a periodista desaparecido

MÉXICO — Gregorio Jiménez de la Cruz es un periodista de carácter bonachón y amplia sonrisa que solía escribir sobre seguridad y migración en el sur del estado de Veracruz, una región invadida por criminales del grupo delincuencial Zetas, hasta que un grupo armado entró hasta la alcoba por él.

Sus colegas lo claman día y noche en solidaridad con lo que podría ser su propia suerte: en la entidad suman ya 17 periodistas asesinados desde el año 2000 que hacen el grueso nacional de 87, la mayoría en el sur y noreste del país, donde los criminales han lanzado granadas y disparado dentro de las redacciones.

Durante la última semana los comunicadores de la región y algunas otras zonas conflictivas del país como Guerrero y Coahuila han marchado casi a diario. “Vivo se lo llevaron, vivo lo queremos”, claman en las calles y en las redes sociales a las autoridades desde el 5 de enero.

Este martes el gobierno de Veracruz salió al paso y anunció una búsqueda “exhaustiva” por la región de las Choapas, donde se dijo que el reportero de los diarios Notisur y El Liberal del Sur, habría sido liberado, un rumor que posteriormente desmintió el gobernador César Duarte.

El funcionario pidió ayuda a la Secretaría de la Defensa Nacional, a la Marina y a cuánta persona pueda dar informes al respecto.

A veces, la familia teme lo peor. Sobretodo cuando los defensores de periodistas sueltan datos a mansalva sobre la realidad del país: ejercer la libre expresión puede ser muchas veces un acto mortal.