Alertan a consumidores

Washington — Desde sus oficinas en la Comisión Federal de Comercio (FTC), la abogada Laura Koss investiga casos de fraude contra consumidores hispanos, y lo ha visto todo: desde productos “cura lo todo” hasta ayuda con trámites migratorios, y negocios que prometen jugosas ganancias.

Todo engaño comienza con una llamada no solicitada, un mensaje de texto o audaces anuncios publicitarios en español. Casi siempre, el caso termina en un tribunal federal o con un acuerdo que obliga a la empresa a cesar sus operaciones fraudulentas y resarcir a sus víctimas.

“Es importante educar al consumidor hispano, porque es mejor prevenir el fraude que luego tratar de imponer medidas punitivas…todos los casos son atroces, especialmente si prometen curar el cáncer o engañan a personas con problemas financieros”, dijo Koss, principal abogada de la FTC.

Así, la FTC ha investigado “muchísimos casos” de productos que prometen curar el cáncer, la diabetes, la artritis, o bajar de peso, sin “ningún fundamento científico”, además de fraudes hipotecarios, financieros y migratorios, explicó.

La FTC cuenta con la ayuda de los departamentos de Justicia y de Seguridad Nacional, y de más de un centenar de oficinas del Better Business Bureau (BBB).

?>