Propuesta de ley expandiría Medi-Cal a indocumentados

Propuesta de ley expandiría Medi-Cal a indocumentados
Iniciativa de ley SB 1005 expandiría la reforma de salud para incluir a indocumentados.
Foto: Yurina Melara / La Opinión

LOS ANGELES – El senador estatal Ricardo Lara, quien representa a Huntington Park y Long Beach, introdujo hoy una iniciativa de ley que permitiría que los inmigrantes indocumentados con bajos ingresos califiquen para recibir Medi-Cal.

La propuesta de ley SB 1005, llamada Ley de Salud para Todos, crearía además un departamento para administrar un mercado individual de seguros de salud para todas aquellas personas que por su estado migratorio y sus ingresos hayan quedado afuera de la reforma de salud. Este departamento estaría administrado por Covered California.

Desde una clínica comunitaria en Boyle Heights, el Senador Lara dijo que a largo plazo a California le saldría más barato cubrir los costos preventivos de Medi-Cal para los indocumentados, que estar pagando por las visitas a las salas de emergencias de este grupo de personas.

“Los californianos indocumentados son una parte vital de la población y de la economía en el estado. De los 2.3 millones de indocumentados en California, alrededor de un millón no tienen cobertura médica”, dijo el senador.

Él agregó que las contribuciones de impuestos de este grupo de inmigrantes en el estado ascienden a 2,700 millones de dólares y que el 92% de éstos viven en familias trabajadoras.

Inmigrantes indocumentados como Imelda Placencia, quien llegó de México a California cuando tenía 5 años de edad, le dieron su apoyo inmediatamente a Lara y pidieron al resto de la población que hagan lo mismo.

“Yo sé lo que es vivir con dolor. Tengo años viviendo con cálculos en la vesícula que me dificulta comer, pero no puedo pagar la operación para removerlos… así como yo muchos otros californianos indocumentados necesitan acceso a servicios médicos para poder continuar contribuyendo a California”, dijo Placencia.

En California, 1 de cada 6 niños viven en familias en donde por lo menos uno de los padres está indocumentado.