Sale el sol, pero efectos de Pax atormentan a Nueva York

En East Harlem, la cantidad de nieve y basura complica la rutina de miles de residentes
Sale el sol, pero efectos de Pax atormentan a Nueva York
Las fotos describen mejor que cualquier palabra lo que se vive en las zonas menos turísticas de la Ciudad de Nueva York.
Foto: EDLP / ZC

Nueva York — Nieve y basura acumulada en algunas aceras, retrasos en autobuses, y charcas en cruces y áreas peatonales son este viernes el dolor de cabeza de residentes y comerciantes de East Harlem, Manhattan.

A temprana hora, el mexicano José Rosario, de 38 años, comenzó las labores de limpieza frente a su edificio, en las inmediaciones de la calle 117 y la Primera Avenida.

“El problema en este vecindario es mal funcionamiento de las alcantarillas. El agua se acumula en los cruces y se hace peligroso caminar, los ancianos pueden caerse”, comentó. “La gente deshabilitada es la que más sufre, cada invierno es igual”, aseguró.

Algunos comerciantes no perdieron tiempo en despejar el hielo de las aceras para aprovechar las ventas del Día de San Valentín. En medio de montículos de nieve y peatones frustrados, los vendedores ofrecieron flores frescas y muñecos de felpa.

Para las primeras horas del día, la puertorriqueña Julia Quiñones, de 51 años, vendió unos $45 en ramos de rosas.

“Hace un año el clima estaba bueno y tuve venta, espero que este día de los enamorados me vaya bien”, indicó.

El paso de la tormenta Pax dejó calles repletas de hielo y nieve acumulada, y retrasos en el servicio de autobuses. La dominicana Nery Martínez, de 43 años, esperó unos 20 minutos el autobús 98 a Washigton Heights.

“Llegaré tarde a mi cita médica. Salí de mi casa con una hora de anticipación porque sabía que con la nieve sería un caos, pero de nada me sirvió madrugar”, indicó.