McCain urge reforma

Advierte a los republicanos que en 2015 no sería 'solución viable'
McCain urge reforma
El senador republicano John McCain. Foto: Archivo
Foto: Archivo

El senador republicano por Arizona, John McCain, urgió ayer a los legisladores de su partido en la Cámara de Representantes a aprobar este año la reforma migratoria, a fin de evitar efectos negativos en las próximas elecciones legislativas.

“Me gustaría instar nuevamente a mis colegas de la Cámara para que consideren la forma en la que quieren tratar de solucionar este problema, ya que se va a tener que abordar, y esperar hasta 2015, cuando estemos envueltos en las primarias republicanas, obviamente, no sería una solución viable”, dijo el senador en el programa matinal de la cadena CNN “State of the Union”.

El legislador insistió en que este asunto no puede ser retrasado por más tiempo y reiteró su llamado a los congresistas de la Cámara de Representantes.

“No voy a rendirme. Tuvimos el apoyo más amplio de coalición de cualquier legislación en la que he estado involucrado: las grandes empresas, las pequeñas empresas, los evangélicos, la Iglesia Católica, la lista sigue y sigue. Es hora de que las personas que tienen peso y ejercer presión digan: tenemos que actuar. Y no he perdido la esperanza de que vamos a actuar, y debemos actuar”, insistió el senador.

Tras presentar sus principios para dicho texto a finales de enero, que fueron interpretados como un soplo de aire fresco en las negociaciones, los republicanos recularon de nuevo la semana pasada, cuando el presidente de la Cámara, John Boehner, insinuó que la reforma migratoria sería difícil de lograr en 2014.

“Nunca subestimé la dificultad en avanzar este año (sobre la reforma). Y la razón por la que lo digo es porque necesitamos hacerlo paso a paso, con sentido común, para que podamos dar la confianza al pueblo estadounidense de que lo estamos haciendo de la manera correcta”, dijo el presidente de la cámara baja.

Según Boehner, los republicanos, que presentaron sus principios para una reforma migratoria, seguirán tratando el asunto en el Capitolio, pero para avanzar sobre ello el presidente estadounidense, Barack Obama, “va a tener que demostrar ante el pueblo estadounidense y los republicanos que se puede confiar en él para hacer cumplir la ley como está escrita.”