Buscan proteger del desalojo a inquilinos en NYC

Una legislación exigiría a los propietarios un depósito bancario del 10% para la recuperación de gastos de reubicación
Buscan proteger del desalojo a inquilinos en NYC
Para representantes de organizaciones que velan por los derechos de los inquilinos, la legislación obligaría a los propietarios a pagar por su propia negligencia.
Foto: Archivo

Nueva York — Organizaciones comunitarias que velan por la vivienda digna, apoyaron la reintroducción de un proyecto de ley de la concejal Margaret Chin, que obligaría a caseros a pagar a los inquilinos gastos de reubicación si el edificio fuera desalojado por violaciones de seguridad.

La legislación permitiría al Departamento de Preservación y Desarrollo de la Ciudad de Nueva York (HPD), exigir a los propietarios un depósito bancario del 10% de los últimos cinco años de alquiler anteriores a la orden de desalojo, para la recuperación de gastos de reubicación.

Elsia Vázquez, directora de El Pueblo Contra el Abuso del Propietario y la Explotación del Inquilino (PALANTE Harlem), celebró la propuesta de legislación y confió en el Concejo Municipal para su aprobación.

“Son frecuentes los casos de caseros negligentes que no reparan el edificio después de un incendio, para forzar a los inquilinos a que renuncien a sus departamentos”, apuntó. “Esta ley obligaría a los propietarios a pagar por su propia negligencia, ayudando a inquilinos latinos a conservar su derecho de vivienda con renta regulada”.

Leandra Requena, organizadora de vivienda de Se Hace Camino Nueva York, coincidió con Vázquez.

“Los caseros lo pensaría dos veces antes de evadir su obligación de mantener los edificios en buenas condiciones”, comentó. “De aprobarse, la comunidad y los inquilinos estaríamos vigilantes de que la ley sea realmente efectiva, que no se quede en el aire”.

Las órdenes para desocupar un edificio se efectúan por daños a la estructura en caso de incendio y violaciones al código de salud y seguridad. La concejal Chin advirtió que está situación es una realidad en Lower Manhattan y otros vecindarios de la ciudad con edificios antiguos.

“El año pasado mi distrito enfrentó tres grandes órdenes de desalojo y numerosas desocupaciones parciales”, enfatizó. “Cientos de inquilinos quedaron sin hogar al no poder asumir los costo de vivienda temporal a largo plazo”.

La funcionaria destacó que si bien el Ayuntamiento colabora con la Cruz Roja y organizaciones comunitarias para reubicar a los habitantes desplazados en refugios de emergencia, para muchas familias esta ayuda, después de una pesada burocracia, es muy poca y llega demasiado tarde.

Chin presentó la legislación en la anterior administración, pero no tuvo el suficiente respaldo. Se espera que el actual Consejo Municipal de el visto bueno en esta ocasión. El año pasado, el Departamento de Edificios emitió 1,496 ordenes parciales de desalojo y 346 desalojos totales.