Cómo estirar el presupuesto familiar

Recursos para llegar a fin de mes de manera más holgada
Cómo estirar el presupuesto familiar
Si planificas bien, el dinero no debe convertirse en tu dolor de cabeza.
Foto: thinkstock

Nueva York — Hay semanas que, por más que uno lo intenta, el cheque no da más de sí. El balance entre ingresos y gastos es negativo y la cuenta se tambalea. Sin embargo, hay formas de ahorrar sin deprimirse en el intento.

Las formas de ahorrar están a nuestro alcance y van desde aplicar el sentido común hasta hacerse con las mejores tarjetas cash back y buscar ofertas online.

Presupuesta con cabeza

Mira los ingresos y estudia tus gastos. El primer paso es tomar conciencia de en qué gastamos los dólares, si es en “necesidades” o en “caprichos”. Apenas un 30% de los americanos hace un presupuesto familiar anticipado. La mayoría, como Matt Becker de momanddadmoney.com, prefiere analizarlo a posteriori. La máxima es universal “no gastes más de lo que ganas”.

Ahorro inteligente y verde

Para bajar los gastos del hogar: ajusta el termostato de la calefacción en invierno —no hace falta estar en manga corta en casa si nieva fuera— y utiliza bombillas halógenas, que consumen menos energía. Cierra el grifo si no necesitas agua. A final de año, verás el resultado.

Comida, fuera y dentro, pero con cuidado

Cocinar en casa y salir fuera, las dos opciones cuestan. Por eso hay que hacer la compra con cautela. El autor de Our Big Fat Wallet prefiere comprar en Cotsco, aunque advierte de los riesgos de comprar más de la cuenta. Minimiza las salidas a restaurantes y si lo haces repasa los “deals” de Groupon o Amazon.

Más efectivo y menos plástico

Es una cuestión más bien psicológica, pero está comprobado que quienes pagan en efectivo ahorran más que quiénes usan tarjetas. Con el dinero en la mano, los consumidores se retraen más, apunta dailyworth.com

Tarjetas “cashback” y “reward”

Si eres usuario habitual de tarjeta, busca la que te ofrezca mejor “cash back” en función de tus hábitos de consumo y ofertas de la entidad financiera. No descartes las que ofrecen recompensas.

Establece prioridades

Ahorrar no implica privarse de todos los deseos mensuales. Para seguir adelante con el plan de ahorro hace falta darse algún capricho, pero establecer prioridades. ¿Netflix o vino? ¿Suscripción a Vogue o spa?