Estrena con Jimmy Kimmel la versión mexicana de “Scandal”

Se trató de un paso de comedia, pero todos hablaron español

Olivia Pope en la cama junto al Presidente.
Olivia Pope en la cama junto al Presidente.
Foto: YouTube

La serie televisiva “Scandal”, favorita de la primera dama de EEUU, Michelle Obama, reanudó anoche su tercera temporada, en inglés, por supuesto. Poco después de que finalizara el episodio, la audiencia de la cadena ABC pudo ver la versión “mexicana”, llamada Escándalo, durante el programa “Jimmy Kimmel Live”.

Si bien se trató de un paso de comedia, vale la pena destacar que cinco de los integrantes del elenco original de “Scandal” participaron de Escándalo, hablando en español. La primera en lucirse fue Katie Lowes, quien en la serie interpreta a la exgladiadora Quinn Perkins. Entró al “Despacho Oval” a confesar su amor al Presidente de EEUU -interpretado por Guillermo Díaz, talento de programa de Jimmy Kimmel- pero no pudo terminar de conquistarlo.

Quinn se desmayó porque la primera dama Mellie Grant, personaje a quien da vida Bellamy Young, le lanzó un dardo venenoso al cuello. Cuando la perversa Mellie va a revelarle algo muy importante a su esposo… también es asesinada.

En otra escena, el Presidente aparece en la cama junto a la protagonista, Olivia Pope, que hace tres años interpreta la actriz Kerry Washington. Ambos dejan claro que aunque disfrutan esa relación prohibida, su amor no tendrá futuro porque “estamos casados”. Drama, del más puro. En la serie original, Pope -brillante estratega que se dedica a resolver crisis, mayormente entre políticos- tiene una relación prohibida con el Presidente de EEUU. Es ese nexo el que no le permite comprometerse en matrimonio con otro hombre.

El “clip” de Escándalo no terminó sin que aparecieran en cámara el fiscal general de EEUU, David Rosen, interpretado por el neoyorquino Joshua Malina y su amada Aby, la actriz Darby Stanchfield.