Nueva arma contra el robo de celulares

Un proyecto de ley propone un interruptor obligatorio para desactivar el dispositivo
Nueva arma contra el robo de celulares
Cellphone story.Photo Credit: Mariela Lombard/EDLP.
Foto: authors

Nueva York — El robo de teléfonos inteligentes se ha disparado en los últimos años, a veces con violencia, pero esa tendencia podría cortarse de raíz si prospera un proyecto de ley que obligaría a los fabricantes a instalar un “interruptor de desactivación” en los celulares.

Para lograrlo, el congresista José Serrano anunció ayer el proyecto de ley 4065, “Ley de Prevención de Robo de Teléfonos Inteligentes”, que fue presentado ante la Cámara de Representantes de Washington. Con este mecanismo de seguridad, los usuarios podrán borrar la información de sus teléfonos robados y dejarlos inservibles para el ladrón.

“Esta propuesta de ley no solo soluciona el problema de la venta de teléfonos robados, sino que disminuye el crimen y la pérdida de vidas durante este delito”, indicó Serrano durante una conferencia de prensa en Manhattan, acompañado del fiscal general Eric Schneiderman, el comisionado de Policía William Bratton, y Richard Aborn, presidente de la Comisión de Ciudadanos Contra el Delito de la ciudad de Nueva York.

Como prueba de la “epidemia de robos violentos de celulares”, en palabras de Schneiderman, en la rueda de prensa habló Paul Boken, padre de Megan Boken (23) quien fue asesinada de un disparo cuando le robaron el celular en Saint Louis en 2012, a plena luz del día.

“Lo que le pasó a mi Megan le puede pasar a cualquiera y tenemos que terminar con esto”, dijo Boken.

Según Bratton, las compañías de celulares se han “confabulado” para trabajar con las compañías de seguros, lo que catalogó como una “vergüenza” porque en vez de favorecer al usuario piensan en hacer más dinero. “Estamos respondiendo a un problema que se puede prevenir”, dijo el comisionado. “Ellos (fabricantes) tienen la capacidad de hacer estos teléfonos inservibles”.

Aunque la mayoría de los delitos contra la propiedad en está disminuyendo en el país, el robo de dispositivos móviles se disparó. De acuerdo a las cifras del Consumer Reports, citadas por la Fiscalía General, se robaron cerca de 1.6 millones de teléfonos inteligentes en 2012.

El año pasado, el 20% de los robos en Nueva York tenía como objetivo un aparato de este tipo, un aumento del 40% respecto al año anterior.

Anteriormente la comisión Federal de Comunicaciones (FCC) anunció sus propias propuestas, entre elas mantener una base de datos de teléfonos reportados como robados, que no se podrían reactivar en Estados Unidos. Pero eso no resuelve demasiados problemas si estos teléfonos acaban en otro país.

La FCC ha expresado su preocupación por el “interruptor de desactivación”, ya que se podría convertir en un objetivo para “hackers” que tratan de interrumpir la red de comunicaciones.

A principios de este año, una mujer fue asaltada a punta de pistola en Crown Heights por su dispositivo Android

El 26 de diciembre de 2013 James Torres (44), fue baleado poco después de haber robado un iPhone en El Bronx.

En febrero de 2013, tres personas fueron apuñaladas en un andén del metro en Queens tras una pelea por un iPhone.

El 19 de abril de 2012, un chef (26) fue asesinado por su iPhone cuando se dirigía a su casa, en El Bronx.

En septiembre de 2012, se registraron tres incidentes separados en que mujeres fueron violentamente atacadas por los dispositivos de Apple y Samsung.

Megan Boken (23), fue asesinada de un disparo durante un robo de teléfono inteligente en 2012.

El “Interruptor de desactivación” o “Kill switch” ya está disponible en algunos teléfonos inteligentes en el mercado. Apple ha incluido en el sistema operativo de sus aparatos (iOS 7) la tecnología que puede borrar los datos del usuario y convertir en inservible un aparato robado.

Se trata de una aplicación gratis, “Find My Iphone”, que de forma remota puede bloquear y desactivar el teléfono móvil. Los celulares no pueden reactivarse sin una identificación y clave del usuario, por lo que no quedan inservibles para siempre.

Una portavoz de Verizon Wireless afirmaba ayer que los aparatos que usan Android no contienen este dispositivo. “Una vez que un fabricante nos proponga este kill switch para Android de forma gratuita para los consumidores lo ofreceremos a nuestros consumidores”, dijo.

Administradores de Samsung dijeron que tenían pendiente de aprobar una iniciativa de “Interruptor de desactivación” para el Galaxy Note 3.

Verizon Wireless ofrece una base de datos para teléfonos perdidos y robados que no se pueden reactivar en su red de telefonía. Antes del cierre, los portavoces de AT&T no contestaron las llamadas de EL DIARIO.

—Ana B. Nieto colaboró con esta nota