Campeón mexicano enfrenta deportación

LAS VEGAS — El boxeador mexicano Carlos ‘King’ Molina enfrenta deportación, por segunda vez.

El campeón mundial superwelter de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) fue arrestado el martes en Las Vegas y fue sacado de la cartelera de anoche, en la que iba a defender su cetro ante el invicto Jermall Charlo.

Lori Haley, funcionaria de la Policía de Inmigración y Aduanas (ICE, sigla en inglés) en California, informó que Molina fue deportado en 2006.

Molina, de 30 años, fue detenido el martes por la policía de Las Vegas en cumplimiento de una orden de arresto emitida en 2007 por delitos graves en el estado de Wisconsin, acusado de no haberse registrado como agresor sexual.

Su representante pagó la fianza de $10,000 pero no se libró del arresto por parte de agentes de migración, acusado de haber estado viviendo desde en Chicago indocumentado, por lo que se ha iniciado un proceso de deportación.

El michoacano (22-5-2, 6 KOs) tenía previsto exponer su título anoche ante Charlo (17-0, 13 KOs), en una pelea preliminar dentro de una función de Golden Boy Promotions en la arena del MGM Grand Garden en Las Vegas, que estelarizaron Saúl ‘Canelo’ Alvarez y Alfredo ‘Perro’ Angulo, ambos de México.

Nacido en la ciudad de Pátzcuaro, en el estado centro-occidental mexicano de Michoacán, Molina conquistó el cinturón súperwelter el 14 de septiembre, al superar por decisión dividida al estadounidense Ishe Smith.

Molina perdió una bolsa de $275 mil dólares de paga al no presentarse a su combate.

“Es una pena lo de Molina. No sabemos qué sucederá, lo están viendo todo sus abogados”, dijo Richard Schaefer, presidente de Golden Boy Promotions.