Planifica y obtén el máximo

¿Te preocupa a veces el destino de tus ahorros o tus inversiones? Ante esa duda que a todos nos asalta en un momento u otro, lo mejor es analizar y organizar tus finanzas para que en cualquier momento tengas mejores oportunidades de proteger tus fondos. Aunque no hay fórmulas infalibles, he aquí algunos buenos consejos para, basado en una buena planificación, maximizar las ganancias y reducir en lo posible las pérdidas:

Proyecta a largo plazo: Idealmente, el dinero que vas a necesitar en los próximos cinco años no debe estar invertido en la Bolsa de Valores, sino en inversiones más seguras. Pero, como las acciones tradicionalmente han rendido más que los bonos en períodos largos, conviene dejar tu dinero en el Mercado de Valores si no lo necesitas en plazos de 10, 20 ó más años, tiempo suficiente para recuperar cualquier pérdida e incrementar tu inversión.

Establece categorías: Divide tu dinero en

el que necesitas en los próximos tres meses

el que necesitas para el año próximo

el que necesitas en los próximos tres años, y…

el que no necesitas en largo tiempo.

a) es tu fondo de emergencias. Colócalo en una cuenta de ahorros asegurada por la FDIC que te permita acceso al dinero en el momento en que lo necesitas. En b) y c), puedes seleccionar una inversión de mayor rendimiento, pero debes tratar de proteger el principal, quizás comprando CDs o TIPS. La categoría d) corresponde a las inversiones en el mercado de valores, que es la mejor estrategia a largo plazo.

Examina tu filosofía de inversión: Tradicionalmente, la mayoría de los inversionistas se inclinan a “comprar para conservar” — es decir, seleccionan acciones de compañías que convenga conservar a largo plazo.