Santos derrota al partido de Alvaro Uribe

Bogotá — El resultado de las elecciones legislativas de este domingo en Colombia ha sido un campanazo de alerta para el presidente Juan Manuel Santos de cara a las presidenciales, porque si bien puede seguir controlando las fuerzas políticas en el Congreso, ha quedado más dependiente de las alianzas.

El más votado fue el Partido Social de la Unidad Nacional (Partido de la U), de Santos, que aseguró 21 de los 102 senadores, con lo que se convierte en la mayor fuerza política del país, pero con el apoyo de sus aliados del Partido Liberal y Cambio Radical.

Con los senadores del Partido de la U, los 17 del Partido Liberal y los nueve de Cambio Radical, que lidera Germán Vargas Lleras, candidato de Santos a la Vicepresidencia, la coalición de Gobierno llega a 47 miembros en la Cámara Alta.

El movimiento Centro Democrático, creado el año pasado por el expresidente Álvaro Uribe, que se perfilaba como el que más votación tendría, no lo consiguió, y según los escrutinios, se quedó con 20 senadores en su debut.

Lo más seguro es que la llegada del Centro Democrático cambie un poco el panorama en el Senado, pues la apisonadora de la coalición de Santos, que imponía sus fuerzas en el legislativo, ya no tendrá márgenes tan amplios para sacar adelante iniciativas espinosas como lo hizo en el cuatrienio pasado.

Pese a que Santos tiene al movimiento uribista como su más férreo opositor, el presidente puede seguir maniobrando en el Congreso, porque sus aliados políticos le darán suficiente oxígeno para mantener el control, aunque tenga que buscar nuevos socios.

En cualquier caso, Santos que aspira conseguir la reelección el próximo 25 de mayo, tiene dónde escoger a la hora de hacer nuevos acuerdos.