Enrique Iglesias aclara cuándo le gusta nadar desnudo

El artista se da chapuzones como su madre lo trajo el mundo en grandes ocasiones

Enrique Iglesias aclara cuándo le gusta nadar desnudo
El ídolo español aseguró que sólo nada desnudo en la playa cuando hay algo que celebrar.
Foto: Agencia Reforma

Aunque la afición de Enrique Iglesias a disfrutar del mar sin la incomodidad de tener que usar bañador ha generado ya todo tipo de leyendas urbanas, el artista español ha vuelto a sacar tan peliagudo tema en público para matizar que, a menos que España vuelva a ganar un campeonato mundial de fútbol, en principio solo se animará a sumergirse completamente desnudo en el agua cada madrugada del día de Año Nuevo.

“En principio solo me animo a nadar desnudo en la playa en las grandes ocasiones, como el día de Año Nuevo, cuando puedo emborracharme un poco con mis amigos y la costa está completamente desierta de madrugada. La sensación de libertad es increíble, pero normalmente no me atrevo a hacer estas cosas. Bueno, hicimos algo parecido cuando España ganó el Mundial de 2010, que fue un momento increíble para todos nosotros. Va a ser muy complicado que volvamos a hacerlo [en referencia al Mundial de Brasil de este verano]”, reveló el astro de la música en la emisora británica Free Radio Birmingham.

Desnudos parciales, grandes dosis de alcohol y una fiesta interminable son también algunos de los elementos que definen ‘I’m a Freak’el nuevo y controvertido videoclip que Enrique Iglesias comparte con su buen amigo Pitbull– una grabación que, pese al revuelo que ha generado en la opinión pública, el intérprete español califica como una de las experiencias más “divertidas y originales” de sus más de 20 años de carrera artística.

“Ha sido la primera vez que he grabado un videoclip sin guion y sin instrucciones específicas. El director solo quería que las imágenes captaran la esencia de la canción y que todos proyectáramos un carácter desinhibido. Así que montamos una fiesta real y tanto los extras como yo nos dejamos llevar por el ritmo de la música. Nos bebimos unas copas y empezamos a soltarnos la melena de la forma más espontánea posible. Cada vez que miraba al director, me decía: ‘Sigue así y finge que no estamos grabando’. Ha sido uno de los trabajos más originales y divertidos que he hecho nunca”, añadió en la misma entrevista.

El hijo de Julio Iglesias mantiene una discreta y estable relación sentimental con la extenista Anna Kournikova que se remonta a hace 10 años, pero eso no le impidió cumplir uno de los grandes “sueños” de su vida al protagonizar una actuación muy especial durante un desfile de trajes de baño organizado por la revista Sport Illustrated, conocida por presentar atractivas deportistas ligeras de ropa en su portada.

“En realidad solo pude conocer personalmente a Heidi Klum, que era la presentadora del evento, pero casi me pongo a temblar al darle la mano porque es una mujer espectacular. En general, puedo decir que fue una especie de sueño hecho realidad, ya que no dejo pasar ni un mes sin comprar la revista para admirar a las chicas tan maravillosas que tiene en la portada. He comprado la revista desde que era adolescente”, concluyó.