Acusan al gobierno por violencia

Sigue a El Diario NY en Facebook
Acusan al gobierno por violencia
El presidente de Venezuela Nicolás Maduro (c), acompañado de su esposa, Cilia Flores (d), y del presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello (i), participa en una manifestación en apoyo a las Fuerzas Armadas del país ayer.
Foto: efe

Caraca/Notimex — Echándole más gasolina al fuego, el gobierno de Nicolás Maduro no logrará detener la ola de protestas en Venezuela, y sólo agudizará, extenderá y profundizará la crisis, afirmó ayer el diputado opositor Tomás Guanipa.

“Si el gobierno cree que pisando el acelerador de la intolerancia y la violencia, como se infiere de sus más recientes declaraciones, va a controlar la situación, hay que advertirle que ese no es el camino”, dijo el secretario general del partido Primero Justicia (PJ).

Guanipa acusó al jefe del Estado venezolano de desarrollar toda una política gubernamental cuyo propósito es someter a la población mediante el terror y el enfrentamiento violento entre quienes apoyan a su gobierno y los que lo critican.

“Echándole más leña al fuego el régimen no va a poder apagar el malestar social del país, por lo que pareciera más bien estar sembrando la semilla para una eventual guerra civil y no para la construcción de un verdadero diálogo de paz”, precisó Guanipa.

Resaltó el dirigente que la lucha para salir de la crisis no es sólo de los partidos políticos, sino de todos los venezolanos que hoy sufren por igual los embates de la inseguridad personal, la escasez de alimentos y una altísima inflación.

“Nuestro partido condena sin reservas el abuso arrogante y desviado que el gobierno hace de su poder y por eso hemos hecho un llamado a toda nuestra militancia a no caer en la trampa de sus provocaciones para justificar la represión”, sentenció el diputado.

Demandó “detener la escalada de la insensatez, como esa de llamar a los colectivos armados a enfrentar y atacar a las personas que protestan, pues de esa forma el régimen de Nicolás Maduro no va a acallar la voz de quienes adversan su pésimo gobierno”.

Guanipa recordó que el derecho constitucional de Venezuela está en plena vigencia y los ciudadanos tienen la obligación de hacerlo respetar.

“El pueblo ha hecho uso de ese derecho y el gobierno, si en verdad quiere la paz social, debe escucharlo, sin reprimirlo”, sentenció el diputado a la Asamblea Nacional (Congreso unicameral).

Por lo tanto, exigió al gobierno nacional desarmar de una vez por todas a los colectivos (grupos civiles armados que actúan bajo sus órdenes) a los que frecuentemente utiliza para aterrorizar y agredir a los manifestantes de la oposición. “Estos sujetos, que actúan encapuchados, convocan a ruedas de prensa y se hacen fotografiar con armamento militar de alto calibre, deben ser desarmados y apresados, pues se encuentran al margen de la ley y constituyen un peligro inminente para la ciudadanía”, concluyó.