Adrián González va por más consistencia

Adrián González va por más consistencia
Adrián González se alista para abrir la temporada en Australia, donde los Dodgers se enfrentarán a los Diamondbacks.
Foto: GETTY IMAGES

MESA, Arizona —Aún están vivas en la memoria de los fanáticos angelinos aquellas imágenes de Adrián González flotando por las bases con las manos sobre la oreja imitando a ‘Mickey Mouse’.

El toletero zurdo mexicano y primera base titular de los Dodgers había disparado el segundo de sus dos jonrones en el quinto juego de la pasada Serie de Campeonato de la Liga Nacional contra los Cardenales de San Luis.

Esa escena cómica, poco usual en un pelotero serio como el “Titán”, era la respuesta a un comentario ácido del lanzador de los pájaros rojos, Adam Wainwright, a quien no le gusto la forma de celebrar de González cuando llegó a la segunda base con un doblete en el segundo partido de la serie.

Adrián “hizo unas muecas parecidas a Mickey Mouse. Es obvio, está cerca de Disneylandia y Hollywood”, criticó el estelar pitcher derecho de los actuales campeones de la Liga Nacional.

A una semana de partir hacia Australia a una inauguración histórica contra los Diamondbacks de Arizona, con ese pasaje de su vida colocado en un pasado divertido, Adrián luce listo para iniciar otra temporada tan productiva como la pasada.

“Hemos trabajando bien en estos entrenamientos. Lo de rutina, haciendo los ajustes necesarios esperando lo que viene”, dijo González, uno de los pocos bateadores de con más de 100 carreras en seis temporadas.

Por eso fue extraño ver al toletero nacido hace 31 años en San Diego practicando los toques de bola en esta primavera, él lo justifica y lo considera como algo normal en esta época.

“Siempre lo hago, como todos. Algunas veces el infield está bastante atrás y si las circunstancias lo ameritan uno tiene que saber ejecutar un toque”, comentó.

Pero sí dejó constancia que su misión principal es la de impulsar carreras y para eso asegura estar al 100% de sus facultades, gracias a que no se ha dormido en sus laureles.

Adrián es uno de un pequeño grupo de jugadores que no paran de entrenar aún aunque la temporada ya haya llegado su fin.

“He llevado un régimen de ejercicios para mantenerme saludable. Entreno a diario todo el tiempo, siempre trato de hacerlo”, estableció.

Esos ejemplares hábitos han convertido a González no solo en el pelotero más productor de los Dodgers, sino el más consistente.

González participó en 157 partidos, 15 más que cualquier otro jugador de los Dodgers, razón por la cual el piloto Don Mattingly nunca se preocupa por su inicialista titular. No necesita hacerlo, siempre está disponible.

“Con unos cuantos como él dormiría major”, comentó riéndose Mattingly. “Es un jugador de todos los días”.

González se ha caracterizado por su energía a lo largo de su trayectoria. Sus 160 partidos en cada una de las cuatro temporadas consecutivas de 2007 a 2010, es prueba evidente de su consistencia.

“Ser capaz de mantenerse sano es una bendición. Pero también uno debe poner de su parte”, manifestó.

La conocida fortaleza del poderoso artillero zurdo de los angelinos es producto de su empeño en mantener activo un cuerpo como nacido para tramos largos, para ello, entre temporadas entrena con Chris Byrd, un ex pugilista que fue campeón mundial peso completo y ganador de medalla de plata en los Juegos Olímpicos de 1992.

“Es una enorme ayuda. Por eso cuando llego aquí no siento mucho el rigor de los primeros días”, añadió González, que sumó 22 cuadrangulares y 100 carreras impulsadas y cerró la campaña pasada con promedio de .293.

El bate de Adrián hizo menos pesada la carga del equipo en el 2013 que fue minado por las lesiones de Hanley Ramírez y Matt Kemp.

“Todo equipo tiene que lidiar con lesiones. Son parte del beisbol. Afortunadamente hoy vamos a la temporada con casi todo el equipo saludable”, dijo.