Chelsea pierde la cabeza y cede terreno al City

Londres/EFE — Una victoria gris ante el Hull por 2-0 ayer fue suficiente para que el Manchester City recortara distancias con el Chelsea, que perdió ante el Aston Villa 1-0, un encuentro en el que fueron expulsados dos jugadores ‘blue’ y el técnico José Mourinho.

El equipo de Londres se mantiene líder de la Premier con una engañosa ventaja de seis puntos sobre los ‘citizens’, que tienen tres partidos pendientes y superarían al Chelsea si suman los nueve puntos que todavía no han disputado.

Los ‘blues’ saltaron al césped del Villa Park aparentemente sin ansiedad, pero acabaron perdiendo los papeles en una recta final de partido, cuando Willian, Ramires y Mourinho vieron la roja.

El español Fernando Torres había superado sus molestias musculares de los últimos días y lideraba un ataque que, según se hizo pronto evidente, tenía dificultades para superar a los defensas que acumulaba Paul Lambert en los tres cuartos del campo.

El 0-0 se mantuvo hasta bien entrada la segunda parte de un partido que había transcurrido sin demasiada tensión. Tras el descanso, Mourinho y Lambert charlaban distendidamente en la banda mientras el encuentro continuaba en el rectángulo de juego, una imagen poco usual en un campo de fútbol.

El duelo quedó dinamitado con la segunda amarilla a Willian, a 25 minutos del final. El Aston Villa vio su oportunidad de salir del letargo en el que se había mantenido durante todo el partido y despertó gracias a una jugada personal del inglés Fabian Delph para el 1-0.

Abajo en el marcador y con 10 hombres en el campo, tanto Mourinho como sus jugadores perdieron los nervios.

Ramires lanzó una entrada excesiva sobre El Ahmadi con el tiempo cumplido y vio la roja, mientras que el técnico luso entró al terreno de juego para protestar por esa decisión y acabó también expulsado.

El pinchazo del Chelsea hizo bueno el triunfo del City ante el modesto Hull, con goles del español David Silva, en el primer cuarto de hora, y del bosnio Edin Dzeko, que sentenció el duelo con el tiempo cumplido al aprovechar una milimetrada asistencia de Silva desde la izquierda.

En el Goodison Park, el Everton recortó distancias con el Tottenham, que marca la entrada a los puestos europeos de la tabla, gracias a un gol del irlandés Séamus Coleman con el tiempo cumplido ante el Cardiff 2-1.La derrota deja al Cardiff en la penúltima posición de la tabla, a un solo punto de la última plaza, donde está el Fulham.