¿Guerra por accidente en Ucrania?

¿Guerra por accidente en Ucrania?
Ucranianos intervienen en una marcha en la Plaza de la Independencia en Kiev.
Foto: efe

Hay una famosa escena en la película ‘Rebel without a Cause] donde dos protagonistas compiten en un juego mortal – de conducir dos autos a alta velocidad hacia un acantilado. El que frena primero pierde.

Lo que gobierna este juego es una racionalidad muy extraña. Imagínense uno de los conductores. Para ganar, tienes que convencerle al otro de que no vale la pena seguir acelerando hacia una muerte segura. Es mejor parar el auto.

¿Pero como convencerle? Tienes que convencerle de que estás loco y que estás dispuesto a morir antes de perder el juego. Solo así podrás ganar y también salvarte la vida (frenando poco después).

He pensado en esa película desde de explotó la crisis in Crimea. Hay los que dicen que el presidente ruso, Vladimir Putin, está loco, porque una invasión del oriente de Ucrania podría causar un enfrentamiento militar con Europa y los Estados Unidos. Nadie con buen juicio correría ese riesgo.

¿Pero que tal si el juego entre Rusia y los poderes occidentales es como la de la película? ¿Qué tal si Putin se imagina volando hacia un desastre seguro si incita una reacción militar americana, pero seguro de que nos puede convencer de que está loco y que puede ocupar a Ucrania sin guerra?

La guerra entre grandes poderes casi nunca es el resultado de cálculos sensibles. Putin nos amenaza, pero no porque espera ganar un enfrentamiento militar. Nos amenaza porque quiere convencer a Europa y a los EE.UU. de que está dispuesto a cometer el suicidio, y así evitar una reacción bélica.

¿Cómo pararlo? Quizás hay que jugar el mismo juego, convenciéndole a Putin de que los EE.UU. también es capaz de cometer locuras. Pero eso eleva la posibilidad de una guerra de verdad. Sería un accidente, pero uno con muy graves consecuencias para el mundo. Si no han visto la película, diré simplemente que la escena termina trágicamente.