Proyecto de ley en el Concejo para proteger a practicantes

NUEVA YORK — En intento de corregir un grave vacío legal, el Concejo Municipal estudia extender las leyes anti discriminación laboral federales y estatales para que protejan también a miles de estudiantes que cada año trabajan sin remuneración como practicantes, conocidos también como pasantes, becarios o “interns”.

Según la legislación actual, los internos o becarios sin sueldo no pueden denunciar por acoso sexual o discriminación en el lugar de trabajo.

Ayer, durante la primera audiencia convocada por la Comisión de Derechos Civiles del Concejo, varios activistas, estudiantes y abogados testificaron a favor de dicha propuesta. Sin embargo, coincidieron en que parte del leguaje usado en la propuesta presentada por el concejal James Vacca (D-El Bronx), debe ser reformulado para asegurar que todos los “interns” —como se les conoce en inglés— sean protegidos.

Según el testimonio de la abogada Rachel Bien, la versión ya redactada de la propuesta sólo reconoce a estudiantes que forman parte de programas de entrenamiento bajo supervisión. “Muchos pasantes no trabajan bajo cercana supervisión de empleados, y desempeñan trabajos para el beneficio de la empresa. Por lo tanto, la propuesta presentada no protegería a estos interns, aunque sea esa la intención del Concejo”, explicó.

Christina Isnardi, estudiante activista de la Universidad de Nueva York (NYU) sugirió que se elimine la sección que indica que “una persona es considerada pasante si el trabajo que desempeña provee experiencia para el beneficio de ese individuo”.

Isnardi argumentó que eso dejaría fuera a muchos estudiantes que pasan la mayoría del tiempo haciendo trabajo que no tiene que ver con lo que estudian y que sólo beneficia al empleador, tales como trabajo de oficina.

La propuesta de ley fue inspirada por el caso Wang vs. Phoenix Satellite Television. Lehuan Wang, estudiante de periodismo de la Universidad Syracuse, denunció un ambiente hostil y discriminatorio en la estación de televisión donde hacía su pasantía en 2009. Además dijo ser víctima de acoso sexual por parte de su supervisor.

En octubre pasado, un tribunal federal de distrito en Nueva York desestimó el caso al considerar que los pasantes no son considerados empleados bajo las Leyes de Derechos Humanos de la Ciudad de Nueva York.

Se espera que miembros de la comisión incluyan los cambios sugeridos antes que la propuesta pase a votación en el pleno del Concejo Municipal.