Juanes está ‘Loco de amor’

Juanes está ‘Loco de amor’
Juanes se convirtió en el primer músico latino en cantar una canción en español en el show de Jimmy Fallon.
Foto: Reforma

Los Angeles — Pudiera parecer una frase repetitiva de las celebridades, pero en Juanes no lo es.

Decir que “Loco de amor” es un disco que marca “un antes y un después” en su vida y en su carrera, no es una referencia superflua.

Sobretodo cuando él mismo acepta que su disco de estudio anterior —P.A.R.C.E— no “fue lo que esperaba”, por no decir que un fracaso.

Juan Esteban Aristizábal Vásquez, está más pleno que nunca y la parte, en la que le toca ser Juanes, está brillante.

A una semana de la publicación de “Loco de amor”, Juanes ha ganado 12 Discos de Platino.

En entrevista con La Opinión, desde Miami, donde radica por temporadas, el colombiano de 41 años, habla de esos grandes y acertados cambios.

Has dicho que este disco ha marcado un antes y un después. ¿En qué sentido va esta referencia?

Es un disco que definitivamente marca una nueva tendencia en mi sonido y en mi carrera. Llega con un aire refrescado. La composición y las letras de las canciones, no significan que es distinto a lo que he hecho antes, pero para mí, sí considero que ha sido lo mejor que he hecho hasta ahora.

Antes de “Loco de amor”, ¿cuál era tu disco favorito?

Yo diría que “Fijate bien”, “Un dia normal” y “Mi sangre”, son mis discos favoritos. Después, “La vida es ratico”, es un disco muy especial y “P.A.R.C.E.”, fue un disco que, desafortunadamente no fue lo que yo esperaba. No estaba en el momento ideal para hacer un disco pero bueno, era lo que tenía que pasar. Lo más normal de la vida. Yo creo que uno aprende de esas cosas porque son parte de lo que somos.

¿Qué te tiene “loco de amor”?

Estar loco de amor no significa, necesariamente, estar feliz. El disco habla de loco de amor porque se refiere a todas las diferentes opciones que puedan cubrir una relación de pareja o una relación humana. Un amor por la alegría, por la emoción, pero también por el delirio, por la demencia o la tristeza de decirle adiós a un amor que no pudo ser.

¿Estás viviendo el mejor momento tu vida en todas tus etapas?

Absolutamente. En lo personal y en lo artístico, me siento muy bien, muy pleno, muy tranquilo, siento que esto está muy reflejado en mi música. Los valores van cambiando a medida que vas avanzado y me siento en un momento demasiado especial, demasiado enamorado de la vida. Musicalmente, estoy en mi mejor momento.

Pero en el pasado, y en varios discos anteriores también reflejabas madurez y plenitud de vida. ¿Qué hay diferente ahora?

Este momento es la sumatoria de todos esos momentos. Es la sumatoria del pasado: de todo lo bueno y lo malo. Creo que este momento, llega después de haber pasado un mal momento. Cuando se llega a esa etapa uno crece a través del dolor y de las experiencias; y uno llega a un estado mucho más contundente de la vida y es como yo siento este momento. Personalmente y musicalmente, me siento más seguro de lo que quiero ser; sin tantas dudas y más libertad. Escucho el disco una y otra vez, y me siento muy agradecido y orgulloso de lo que pude hacer.

“Persiguiendo el sol” , es tu tema más autobiográfico del disco, ¿Es así?

Es un poco la historia que yo viví cuando llegué a este país, aquí a Miami luego a Los Angeles, todo lo que pensaba, mis temores, mis angustias y mis metas. Siempre buscando que ese sueño se hiciera realidad, es [un tema] como más inspiracional y de camino por esta carrera.

Mencionas a tu mamá, ¿Qué le pareció a ella el tema?

Mi mamá se puso muy feliz. Le dio mucha alegría y nostalgia también al recordar ese día que me tuve que ir. Pero fue así, muy literal y lo quise poner así porque en mi memoria está la imagen cuando mi mamá me da la bendición y cierra la puerta en mi casa [en Colombia]. Pensaba: ‘wow estoy loco’, pero venía a perseguir un sueño, no tenía dinero, ni tenía contactos poderosos, ni contrato con alguna disquera, fue una aventura que afortunadamente me salió bien.

¿La familia ha estado a la par de este proyecto?

Ellos [su esposa y sus hijos], han estado muy cercanos de todo esto, desde que comenzó el proceso. Aquí en la casa yo trabajo en el estudio, tengo la puerta abierta y ellos entran y salen. Estuveron en todo el proceso, escuchaban mi música, vieron a los de la banda, hacian preguntas y conocen las canciones desde hace mucho tiempo. Yo creo que ha sido un disco en el que me he sentido muy rodeado de ellos, lo cual lo me ha dado demasiada alegría. No ha sido tan angustiante por el hecho de que no he tenido que irme y alejarme por mucho tiempo y dejar de verlos. Ha sido, emocionalmente, más en paz.

¿Qué dijo Juan Luis Guerra de este disco?

Nos encontramos en diciembre del año pasado en Puerto Rico, ahí le llevé el disco y lo escuchamos en audífonos. Le gusto muchísimo. Le dio cinco estrellas, estaba feliz y la verdad que lo agradezco demasiado porque él tuvo mucho que ver en este disco aunque no estuviera trabajando en el álbum. Desde que trabajamos en el MTV Unplugged, para mí todo el aprendizaje comezó desde ahí. De hecho ahí fue donde comencé a tocar con la guitarra acústica, porque nunca había hecho eso y fue el inicio de todo este viaje.

¿Cómo lograste juntar a tantas personalidades de la industria para trabajar en tu disco?

Esa misma pregunta me hago yo. Creo que ha sido una sumatoria de milagros, de pura buena energía de la gente que ha creído en mi música y que ha querido acompañarme en este viaje. Afortunadamente todo mundo estaba alineado a la agenda de cada cual y había espacio para juntarnos. Son cosas que siento, pasan por milagro. Era increíble cómo todos podíamos concidir, ha sido muy especial y por eso estoy tan agredicido con ellos, con la música y con la vida.

¿Lo ves también como un milagro el hecho de presentarte en un programa americano, para una audiencia anglo, sin tener que hacer el crossover de tus canciones?

Totalmente. Ese día que estaba ahí en The Tonight Show (En Nueva York), lo único que pensaba era cuando yo llegué a este país. Pensaba que no podía creer que yo había llegado hace 15 años, caminando por las calles sin un peso en la bolsa y ahora estar en ese show, y ver que los camarógrafos, que el presentador y que la gente estaban bailando, era solo para ponerme a llorar de la emoción y agradecimiento. ¡Han sido cosas increíbles!. Es que jamás voy a poder sacar eso de mi cabeza porque me ha marcado mucho.

¿Los sueños se cumplen?

Se cumplen. Si uno suena y uno lo desea profundamente y trabaja para ello, las cosas pasan. Si te quedas sentado en la casa, no pasa nada. Pero si trabajas para ello, lo deseas y lo traes con tu mente, es posible.