Empodera a las latinas en el área aeroespacial

Nora Cadena se fue a Boston a buscar su título en ingeniería mecánica en el MIT. Y lo logró.
Empodera a las latinas en el área aeroespacial
Nora Cadena.
Foto: Cortesía de José Valadéz

A los 18 años y con su hija recién nacida, Nora Cadena desafió a las estadísticas y a los agoreros que decían que debía centrarse en su parte maternal y se fue a Boston a buscar su título en ingeniería mecánica en el Massachusetts Institute of Technology (MIT).

“El apoyo de mi mamá fue crucial, después el del MIT, los estudiantes y hasta desconocidos”, recuerda al relatar cómo el conductor del autobús que utilizaba compró una sillita de su bolsillo para que pudiera llevar a su hija.

Cadena está orgullosa de sus títulos, pero advierte que no son sólo de ella. “Estos logros son compartidos, es el resultado del trabajo y el sacrificio de mis padres”, subraya.

La ingeniera se refiere en varias ocasiones a su madre y las enseñanzas que le transmitió, como cuando con 13 años la llevó a trabajar todo un verano a la fábrica de cuerdas elásticas con ella.

“Fue horrible, me pasaba ocho horas en una silla poniendo ganchos, mientras me decía más rápido, siéntate bien, no hables tanto”, recuerda.

De esta experiencia aprendió que debía estudiar para que esa no fuera su realidad. Y sólo necesitó un verano.

Su hija tiene ahora 15 años y Cadena también tiene su método.

“La he llevado a muchas universidades y pasó un verano en Standford en un programa de matemáticas”, cuenta, destacando que su meta es enseñarla que tiene muchas opciones.

Para Cadena el ser “joven, mujer y latina” ha hecho que se tope con resistencias en su trabajo y ha tenido que ganarse el respeto de sus colegas. Ella está en ese 2% de latinas que, según las estadísticas, trabajan en profesiones STEM —en el área aeroespacial el porcentaje es menor—. Por eso no sorprende que sea la única mujer latina en algunas juntas. “Esta realidad me ayuda a enfocar mis energías para asegurarme de que en cinco años haya más”, remarca.

A fin de que se reconozca el trabajo de las mujeres latinas fundó con cuatro amigas graduadas también en MIT la fundación Latinas in STEM.

“Conocemos las barreras que existen para las mujeres latinas. Nuestro trabajo consiste en salir y decirles, ‘me crié como tú. Si yo pude, tú también'”, enfatiza Cadena, quien quiere hacer crecer la organización para ayudar a las jóvenes, “antes, durante y después de graduarse”.

Por su experiencia sabe, que si difícil es graduarse en una carrera STEM, más difícil es a veces ejercerla.