Las alfombras rojas

Aún no comprendo, cuál es el motivo exacto y fin de las alfombras rojas, aparte de ser el camino para llegar a un evento. Por eso hoy quiero contarles como se desarrolla un reportaje desde un desfile de famosos por la alfombra roja, algo que en los últimos tiempos es casi indispensable para comenzar cualquier gala, fiesta o evento social, tanto para los hispanos como para los norteamericanos.

Tan importante son los desfiles que últimamente la alfombra hasta cambia de color, de acuerdo al de las etiquetas de los productos que la auspician.

Según van llegando los reporteros les asignan un sitio determinado, que poco le durará con la llegada de otros y es aquí donde empieza el problema, es como dice la canción: “Quítate tú pa’ ponerme yo”.

De nada les valió a los que madrugaron ser puntuales, ya que algunos de los últimos en llegar —casi siempre comentaristas de programas de chismes— tratarán de colocarse con éxito en “primera fila.”

No importa las instrucciones que den a la llegada y lo pendientes que estén las personas que están trabajando en la organización, siempre hay un paparazi que se las arregla para lograr respuestas a preguntas indiscretas que a veces hasta caen mal.

En la mas reciente alfombra roja de los Premios ASCAP, una de las organizadoras tuvo que llamarle la atención a una reportera de televisión, quien finalmente se salió con la suya.

Por otro lado tenemos la llegada de los invitados que es lenta… ninguno, quiere ser el primero, tal parecería que si llegas tarde eres más famoso, claro que la demora en algunas ocasiones podría deberse a situaciones que nada tienen que ver con ellos.

Desfilar por una alfombra es como un premio y da la oportunidad a las celebridades de mostrar sus vestidos, zapatos, bolsos peinados y maquillajes, y contar quienes participaron en el “look”, y finalmente responder las preguntas de los reporteros que en la mayoría de los casos no están relacionadas con el evento sino con sus vidas privadas.

Los expertos en alfombras rojas y concursos de belleza descubren cosas que son para morirse de la risa.